Doble Fondo

El "murciélago" de élite junto al "Cougar" derribado…

A diez metros de donde encontramos (Carlos Mendoza, camarógrafo; Nacho Reyes, fotógrafo, y yo) los restos del helicóptero Cougar de la Fuerza Aérea Mexicana, derribado con un cohete lanzado por criminales el pasado 1 de mayo, compañeros de armas de los soldados caídos cortaron dos troncos, formaron una gran cruz asida con alambres, y la amarraron a un árbol. Sencillo homenaje a sus colegas.

Y justo ahí, en el centro de la cruz, los soldados colocaron un pequeño dije con los símbolos de identidad de los siete militares perdidos en combate: un murciélago negro y una daga de combate con la hoja hacia arriba, la cual le cruza el cuerpo. En lugar de rostro, el mamífero tiene un casco con grandes lentes de combate y lo que parece el frente de un helicóptero de guerra.

Los soldados caídos en el municipio de Villa Purificación, al lado de la ranchería Villa Vieja, no eran soldados comunes. Ese colgante con el murciélago identifica a la élite de la élite de las tropas mexicanas. No nada más se trata de soldados de excepción, sino de los soldados de excepción, agrupados no solo en el selectísimo Cuerpo de Fuerzas Especiales, sino en la Fuerza Especial del Alto Mando, que es lo mejor de lo mejor.

Quienes combatieron y cayeron eran miembros del Grupo Aeromóvil, el cual está entrenado para participar en operaciones secretas de altísimo riesgo y complejidad. Entre sus múltiples capacidades está la de realizar misiones nocturnas aéreas y terrestres luego de descender a rapel. Y eso fue exactamente lo que pasó: una operación nocturna extremadamente compleja y temeraria.

A las 07:00 horas, cuando el Eurocopter número de serie M5244 volaba entre los municipios de Casimiro Castillo y Villa Purificación, aún era de noche. Ese día amaneció ahí a las 7:25. Al iniciar la refriega entre el comando de élite y los narcos que se transportaban en camionetas apenas clareaba. Iban por el líder del cártel Jalisco Nueva Generación, Nemesio Oseguera Cervantes, alias El Mencho. Por eso la osadía de los criminales de usar un lanzacohetes ruso RPG-27 contra la aeronave, para defender al capo. Testimonios de habitantes del poblado más cercano nos describieron los virulentos intercambios de fuego desde aire y tierra.

El Ejército perdió este combate pero, en la guerra contra el tal El Mencho, va aplastar al CJNG. Con su desafío, ya se suicidó ese grupo, como bien apunto Guillermo Valdés Castellanos, el ex director del Cisen: hace horas ya se dio en Jalisco el despliegue más poderoso de equipo que haya hecho el Estado mexicano contra el narco: blindados Panhard cuya artillería calibre .50 escupe mil balas por minuto; ametralladoras lanza granadas MK69 que disparan 375 explosivos por minuto, entre otros juguetes de guerra.

La afrenta a los murciélagos no va a quedar así… 

jpbecerracostam@prodigy.net.mx

http://twitter.com/jpbecerraacosta