Doble Fondo

Otro infierno: los 309 desaparecidos en Cd. Cuauhtémoc…

Sí. Otro infierno de desaparecidos que yacía invisible hasta ahora. Como si necesitáramos uno adicional. El municipio de Cuauhtémoc, Chihuahua, con sus 309 casos en una población de 154 mil personas, tiene la peor tasa por 100 mil habitantes en todo el país: 200. El caso que le sigue es el de Mier, Tamaulipas, con una tasa de 128. Aquí, solo tres casos recogidos por Amnistía Internacional...

Uno. Eudor Osiris desapareció el 20 de noviembre de 2013. Ese día fue con un amigo y varias amigas a la inauguración de un salón de baile en el poblado de San Juanito. Tuvieron un altercado con otras personas en el estacionamiento y decidieron irse, pero los siguieron. Se dirigieron a Ciudad Guerrero y fueron detenidos por hombres armados quienes les mencionaron el incidente en San Juanito. Golpearon y esposaron a Eudor y a su amigo. Los llevaron a la localidad de Santo Tomás. Fueron conducidos detrás de una iglesia, después se escucharon disparos. Los perpetradores pidieron a elementos de una patrulla de policía de Ciudad Guerrero que llevaran de regreso a San Juanito a las mujeres. A ellas les advirtieron que no hablaran.

Sí, suena parecido a Iguala y Cocula, en Guerrero.

Dos. Luis Carlos Hernández Sánchez tenía 18 años cuando fue desaparecido el 22 de mayo de 2010. Estaba en las calles de su barrio, junto con varios amigos, cuando llegaron hombres armados en varias camionetas. Al parecer buscaban a otro muchacho que no se encontraba ahí. Se llevaron a Luis Carlos y a otros siete jóvenes. Poco a poco aparecieron los cuerpos de los demás jóvenes, pero no el de Luis Carlos. Meses después un noveno joven fue desaparecido cuando se dirigía, junto con su madre, al funeral de su hermano, que era una de las víctimas cuyo cuerpo había sido identificado. Desgracia sobre la desgracia.

Tres. El 23 de octubre de 2011 José Rosario Hernández salió por la tarde a visitar a una hermana. Iba en su automóvil y lo acompañaban dos amigos. Fueron detenidos por una patrulla de la Policía Municipal y una de Tránsito. El oficial de Tránsito se llevó detenido a José Rosario. Su familia no lo ha vuelto a ver desde entonces. Las corporaciones negaron los hechos a pesar de que una de sus grúas se llevó el vehículo de José Rosario. La familia logró identificar al oficial que lo había detenido y lo interpeló para que dijese qué había ocurrido, pero él se negó. Después de muchos esfuerzos y exigencias de la familia y sus representantes legales, el oficial ha sido detenido y su juicio iniciará en enero de 2016.

Guerra entre dos grupos criminales, el cártel de Juárez y el cártel de Sinaloa, tráfico de personas, reclutamiento forzado para sembrar y distribuir droga, impunidad para desaparecer a quien sea hasta por un pleito, complicidad de policías municipales y estatales, negligencia o incapacidad de investigadores, negación del problema de parte de autoridades. Sí, otro infierno más, Ciudad Cuauhtémoc
y el resto del municipio...

jpbecerracostam@prodigy.net.mx
twitter.com/@jpbecerraacosta