Doble Fondo

Hubo un gran fuego en Cocula, pero...

Esto fue lo que se informó el viernes pasado sobre el basurero de Cocula, una vez que un grupo de expertos en dinámica de fuego —panel que fue formado por personajes nacionales e internacionales acordados entre la PGR y en GIEI— entregó parte de las conclusiones de su trabajo denominado tercer peritaje, realizado para dilucidar lo que pudo haber ocurrido en ese sitio el 26 y el 27 de septiembre de 2014:

"Uno: derivado de los análisis practicados se puede concluir que existe evidencia suficiente, inclusive observable físicamente, para afirmar que sí existió un evento de fuego controlado de grandes dimensiones en el lugar denominado basurero de Cocula".

Muy bien. Sí hubo un gran fuego en ese lugar. El asunto es cuándo se produjo ese fuego controlado de grandes dimensiones. En el expediente de la PGR hay referencias periciales y testimoniales que hablan de varios fuegos en distintos momentos, ya que los criminales solían utilizar ese lugar para volver cenizas los cuerpos de sus víctimas. ¿Qué certeza científica se tiene de que los indicios de esa enorme pira daten del 26 y 27? Entiendo que hay análisis sobre flora y piedras que dan aproximaciones, pero no son incontrovertibles.

"Dos: la recolección de restos óseos corrobora evidencias suficiente y coinciden los equipos forenses, tanto de la Procuraduría General de la República como del Equipo Argentino de Antropología Forense, lo que permite determinar que al menos 17 seres humanos, adultos fueron quemados en el lugar".

Muy bien. Hay coincidencia entre el GIEI, argentinos y la PGR que había restos de 17 o 19 cuerpos (así lo ha expuesto cada cual en distintos informes), pero volvemos a lo mismo: ¿de quién son y en qué episodio o episodios de fuego fueron destruidos? Científicamente no se sabe, porque los restos de dos jóvenes identificados hasta el momento son del río Cocula. Y si se comprueba que son de los normalistas de Ayotzinapa, entonces faltan 24 o 26. Y aquí la PGR tendrá entonces que volver a las otras hipótesis surgidas en las primeras investigaciones: que en Pueblo Viejo o en otros sitios cercanos a Iguala fue ultimado al menos un grupo adicional de estudiantes.

"Tres: podemos establecer la hipótesis sobre las condiciones, cantidad de combustible, tiempo y circunstancias necesarias para una quema masiva de 43 cuerpos, tal y como se indicó en las declaraciones de los detenidos por estos hechos (...). El grupo de expertos en fuego ha convenido realizar más pruebas en las próximas semanas con el propósito de corroborar científicamente si es posible llevar a cabo la quema de 43 cuerpos humanos adultos. Los resultados de esas pruebas serán dadas a conocer en su momento".

Muy bien, pero hasta entonces. Mientras tanto, más allá de las confrontaciones, persisten dudas sobre el paradero de los cuerpos de todos los normalistas: que si 17 o 19 en Cocula, que si otros en Pueblo Viejo, que si...

jpbecerracostam@prodigy.net.mx
twitter.com/@jpbecerraacosta