Doble Fondo

La autofagia de la izquierda, por dinero…

Se come, se devora a sí misma la antropófaga izquierda electoral mexicana ante el ayuno de triunfos. No es la primera vez que le ocurre, pero probablemente el 7 de junio próximo, en las elecciones federales intermedias, los príncipes progres de nuestro país vivirán la más lamentable de sus bacanales de canibalismo. No aprenden los dirigentes de esas corrientes políticas. Vamos a ver los números de lo que se les avecina…

De acuerdo con la más reciente encuesta electoral de Consulta Mitofsky, así votarían los mexicanos dentro de tres domingos (votación efectiva):

PRI, 31.1%. PAN, 23.6%. PRD, 17.6%. Morena (o AMLO, que es lo mismo), 10.7%. Verde, 6.3% (por Dios, ¿quiénes son los que siguen votando por esta gente?). Movimiento Ciudadano, 3.2% (el Juanito de Marcelo Ebrard). PT, 1.8%.

Ahora sume el voto unido de la izquierda (aunque algunos de sus miembros más destacados no tienen nada de liberales: piensan y se comportan como de extrema derecha), el de PRD, PT, Morena y Movimiento Ciudadano: 33.3% de votación.

Sí, la izquierda electoral tendría, unida, el primer lugar, con 2.2 puntos porcentuales más que el PRI y casi 10 más que el PAN (9.7).

Incluso si al PRI le sumamos a su verde rémora (37.4% para ambos), la diferencia con la izquierda en la lucha por el primer lugar (4.1 puntos porcentuales) estaría cerca del margen de error de la encuesta (+/- 3.1).

La izquierda junta hubiera podido llegar a tener hasta 143 diputados, mientras que el PRD solo tendrá 84, máximo 92 curules, lejos de los 110 o 121 del PAN, y lejísimos de los 193 o hasta 206 del PRI, que con los 37 o 44 del Verde, probablemente tendrá mayoría absoluta.

Y lo de la elección para gobernador en Guerrero es peor: de acuerdo con la más reciente encuesta, la de Parametría, el priista Héctor Astudillo tiene 38%, mientras que la perredista Beatriz Mojica (también candidata del PT) cuenta con 35%. Sí, están en el margen de error (+/- 3.1), pero ahora sume usted los votos del resto de los candidatos de izquierda: de Luis Walton Aburto, Movimiento Ciudadano, 14%, y de Pablo Amílcar Sandoval, de Morena, 6%: 20 puntos. Si el inefable Walton, que no va a ganar, y el señor de AMLO, que tampoco va a ganar, no compitieran, y sus votos fueran de Mojica, la barrida al PRI sería contundente.

Pero bueno, hay que ser realistas: el dinero es lo único que le interesa ya a la izquierda, visto que no le importa asegurar triunfos que le permitan implementar políticas públicas progresistas, liberales. Cada punto porcentual, no olvide usted, representa millones de pesos para los partidos. Cada quien, cada facción, cada tribu, con su bisne, con sus billetotes. Que gane el PRI o el PAN, eso no les importa.

Lo suyo es la autofagia en aras de satisfacer su codicia de dinero…

jpbecerracostam@prodigy.net.mx

http://twitter.com/jpbecerraacosta