Doble Fondo

El PAN, abatido y rumbo a la autodestrucción…

En 1991 el PAN obtuvo 16.82 por ciento de los votos. Ese fue su peor resultado en la historia reciente de los procesos electorales de nuestro país. Todavía eran épocas del imbatible PRI, que en esos comicios legislativos consiguió 58.47% de los votos.

Durante las elecciones presidenciales de 1994 el PAN creció notablemente. En los comicios para la Cámara de Diputados tuvo 24.98% de la votación. El PRI finalmente cayó por debajo del abrumador 50%: capturó 48.58% de los votos.

En 1997 el PAN apenas creció porcentualmente (25.85%, menos de un punto porcentual más que en la elección previa), pero como el PRI seguía en descenso (cayó por debajo de los 40 puntos, hasta 38%), se aproximó a doce puntos de la cúspide.

El año 2000 fue el año del PAN: gracias a la alianza electoral que ideó con el Partido Verde (sí, con el inseparable socio actual del PRI), consiguió 38.24% de los votos para la Cámara de Diputados, por encima del PRI, que se quedó con 36.92%. Claro, esto fue posible gracias al arrastre de Vicente Fox, que al echar a los priistas de Los Pinos atrajo 42.52% del cómputo. El PRI perdió con 36.11%.

En 2003 el PAN se mantuvo como la primera fuerza en la Cámara de Diputados con 30.73%. Si se compara este resultado con su equivalente de 1997, el PAN tuvo casi cinco puntos porcentuales más (4.88).

En 2006 conservó la Presidencia de la República por un estrechísimo margen y volvió a crecer porcentualmente en la Cámara de Diputados, hasta 33.39%, lo que le permitió ser una vez más la primera fuerza de San Lázaro, 4.4 puntos porcentuales por encima del PRD y sus aliados, que ocuparon el segundo lugar encima del PRI.

En 2009 empezó su descenso, ya que perdió con el PRI (36.75%) el primer lugar en la Cámara. Tuvo 28.01%, casi tres puntos porcentuales menos que en 2003 (2.72).

En 2012 volvió a caer porcentualmente a 25.89% (2.12 puntos menos en 2009, 7.5 puntos por debajo de 2006, elección equivalente).

Y en 2015, la debacle: el PAN tuvo su resultado más desastroso desde aquel lejano 1991: consiguió apenas 21.01%, ocho puntos menos que en 2009, 12 puntos por debajo de 2006, nueve menos que en 2003, a 17 de distancia de 2000.

¿Quién sabe qué cuentas hace Gustavo Madero?, pero lo que el PAN tuvo porcentualmente en la Cámara de Diputados ha sido el peor resultado en 24 años. Un líder digno, sensato, de un partido que se desbarranca así, ya hubiera renunciado. Pasan los días y nada. Pero bueno, ya sabemos que eso no se da aquí en México, en la aristocracia política nacional, donde la codicia manda.

Por lo pronto, el PAN se enfila hacia 2018 débil y dividido, hacia la autodestrucción, con el riesgo de caer al tercer lugar. Por si no se han enterado en la colonia Del Valle...

jpbecerracostam@prodigy.net.mx

http://twitter.com/jpbecerraacosta