Doble Fondo

El "góber" Castillo, un "Batman" perdido en Tierra Caliente…

Castillo tiene el control de armas y dinero. Él es el "gobernador". Punto. Constitucionalmente es un atropello, pero ojalá funcione la estrategia porque ya han sufrido lo indecible los michoacanos.

Si estuviéramos en los últimos años del opresivo régimen priista, en los años de Carlos Salinas de Gortari, o del inefable Ernesto Zedillo, el gobernador de Michoacán, Fausto Vallejo, hace tiempo que hubiera escuchado en Los Pinos estas palabras: “Comes y te vas. No haces nada, mano. Comes, te vas del estado, y entra un gobernador interino para que pongamos orden, manito”. Enrique Peña Nieto optó por una variante para guardar las apariencias constitucionales, algo que se puede intuir de este talante: “No haces nada, mano. Comes y te quedas, pero te vas. Inauguras cosas, haces declaraciones estridentes, pero el que manda es Castillo”. Y en los hechos, así es: se quedó, pero se fue…

El nombre del puesto creado por el Presidente para Alfredo Castillo es elocuente: comisionado para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán. Él es el encargado de la seguridad, en especial en Tierra Caliente. Él tiene el mando de las tropas federales que le ha comisionado el Presidente: del Ejército, la Marina, la Policía Federal, y la PGR. Y si necesita de la policía estatal, igual. Punto.

Castillo también toma el control de los recursos: se va encargar del destino del dinero, para invertirlo en lo que le parezca conducente a fin de remendar el roído tejido social.

En síntesis, el comisionado Castillo tiene el control de las armas y el dinero. De las balas y el billete. Él es el gobernador. Punto. Constitucionalmente es un atropello, dirán algunos, pero ojalá funcione la estrategia, porque ya han sufrido lo indecible los michoacanos.

Pero, por lo pronto, el góber Castillo está perdido. En una entrevista reciente dijo que él es como Batman para sus hijos. Que así lo ven porque “agarra” a los malos. Bueno, pues Batman, fuera de Ciudad Gótica, de círculos palaciegos del poder, anda totalmente perdido, está absolutamente extraviado en la zona comanche de Tierra Caliente: dijo en otra entrevista, ésta con mi compañero reportero Rodolfo Montes, que las autodefensas ya no tienen “razón de ser”… porque esta semana la Policía Federal se hizo cargo de la seguridad en sustitución de las policías municipales. No, bueno…

Si Batman Castillo cree que el problema de Tierra Caliente se resolvía con quitar a las policías municipales, casi todas acusadas de ser cómplices de Los Caballeros Templarios, uta, mejor que le hable a Robin, al Hombre Araña, a Superman, a Iron Man, a Hulk y hasta Aquaman, a quien sea para que lo vaya sustituyendo, porque de antemano le puedo augurar que ya fracasó en su comisión.

En los años que llevo reporteando en la región, y señaladamente (como dice su Presidente) en el último año que he estado yendo y viviendo a reportear aquí, a Tierra Caliente, yo no he escuchado un solo testimonio de que fueran los policías municipales los que perpetraran los secuestros, las ejecuciones, las masacres, las decapitaciones, las extorsiones a pequeños, medianos y grandes empresarios, ganaderos, agricultores, mineros, alcaldes; menos que realizaran los sobornos a policías federales y militares.

Si el góber Batman no se pone a escuchar a la gente de la zona, a estudiar lo que ocurre aquí, y si no tiene tiempo ni para leer los documentos de inteligencia de los cuerpos de seguridad del Estado mexicano (que de menos hable con los mandos militares de aquí), y procede con la arrogancia del centralista altiplano, no tardará en escuchar las mismas palabras en Los Pinos: “Comes y te vas”, porque no va a resolver absolutamente nada en Michoacán…

http://twitter.com/jpbecerraacosta