Dos whatsapp

20 de noviembre, 2014. Recibo de ella numerosos mensajes todo el día. Transcribo sólo dos. 12.20 horas. “Familia amada, quiero decirles que la situación política y económica de mi país me tiene ciertamente de luto desde hace ya mucho tiempo. Llevo el alma triste de ver lo que me ha tocado vivir con mis colegas universitarios. Una compañera de mi Facultad está desaparecida y hay varios heridos graves por ataques con bala de goma (lo cual es ridículo). La ciudad en la que ahora vivo está convertida en una gran protesta y no es fortuito, aquí vivimos todos los estudiantes de las grandes casas de estudio de México. Sin embargo, lo que les sucedió a mis compañeros de Ayotzinapa es, por mucho, un hecho para el cual no tengo palabras sino mucha rabia. Les pido que se informen, o sea, que vean más allá de lo que dicen las televisoras y “las autoridades” que está están manoseado y montado. No caigamos en falsedades, no es momento de cerrar los ojos. En esta familia habemos muchos jóvenes, pudimos ser cualquiera. De igual forma pensemos un momento en las cientos de familias que han perdido a sus hijas, esposas, madres… en nuestra familia somos muchas mujeres que afortunadamente seguimos aquí y espero que no en vano sino en pie de lucha. Hoy me uniré al contingente con el alma rota y un nudo en la garganta que no me deja en paz. Dejémonos de politiquerías chafas. Dejémonos de militar con un partido o con un mesías. El único que yo conozco y que experimento también está de luto hoy y ha bendecido a mi familia amada siempre. Estrechemos hoy nuestros discursos, nuestras manos y todo lo que haga falta. Estoy harta de vivir en un país rico pero empobrecido. Estoy harta de salir a la calle y ver injusticias y tantos niños y niñas trabajando. Estoy harta de los feminicidios. Estoy harta de ver cómo el presidente se burla de un país de gente trabajadora y pobre. ¿Ustedes no? ¿Qué necesitamos que nos suceda para suscribir? Estoy muy molesta, indignada y triste, pero sobre todo: fuerte. Y daré los pasos que sean necesarios para que esto no se repita y tengamos el país que, al menos yo, he soñado. Les vuelvo a repetir: informémonos, leamos… De la ignorancia se aprovecha el poder de la clase política, pero aún somos más poderosos nosotros. ¡Los amo!”. 18:41 “… hay muuucha policía… es un exceso…”. Es mi hija, vive en el DF. 


ferandra5@yahoo.com.mx