El llamado

Este fin de semana varios compañeros periodistas de Torreón cursan el Taller sobre Aspectos Básicos del Mecanismo de Protección y la Estrategia de Autoprotección y Autocuidado, buscando que quienes defienden los Derechos Humanos y el Periodismo en México se capaciten en la materia. Mucha falta hace todo esto, de ahí que durante agosto otros colegas harán lo propio en Aguascalientes, el DF y en Villahermosa.

A poco más de un año de su fundación jurídica, “Voces Irritilas” AC, que aglutina comunicadores(as) de la zona metropolitana lagunera, al vincularse con agrupaciones nacionales y extranjeras que velan por los periodistas, la libertad de expresión y los derechos humanos (de los primeros), ha podido concretar cursos de capacitación conferencias, exposiciones, relaciones interinstitucionales y, fundamentalmente, sensibilizar a compañeras (os) acerca de la importancia de saber resguardarse aún en las peores condiciones de la actividad del gremio.

Este taller es producto de las relaciones establecidas con Freedom House, que se encarga de todo.El comentario es a propósito del lamentable desaguisado del “Piojo” Herrera y Cristian Martinolli, agresor y periodista agredido, respectivamente.

El tratamiento mediático del caso, si bien en mi consideración alcanzó dimensiones novelescas irremediables, dejó en claro que la exposición e integridad física de los periodistas en México pasa por uno de los peores momentos en la historia.

Instituciones como Artículo 19 y Reporteros sin Frontera reiteraran la enorme vulnerabilidad de quienes nos dedicamos a esta actividad, sea en la capital o en la provincia, seamos o no famosos, reconocidos, ignorados, ensalzados o humillados. Nuestro país ocupa el lugar 148 de 180 naciones que aparecen en una Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa.

En el último año (junio 2014-junio 2015) una decena de reporteros fueron asesinados en México, algo extraordinariamente delicado, junto con otros temas similares, para el gobierno de Enrique Peña Nieto que ni suda ni se acongoja.

Por eso el llamado permanente a una mejor capacitación, actualización, preparación intelectual y política, técnica y de campo a los periodistas laguneros. Y el grito a la humildad que nos haga cerrar filas alrededor de nosotros mismos.

¿Podremos?  


ferandra5@yahoo.com.mx