La gran película

Cada sexenio, cuatrienio o trienio político gubernamental, cada legislatura federal o local, los mexicanos sabemos de actos de magia. Vía comisiones, ese voluminoso aparato burocrático inventa acuerdos, leyes, programas; crea instituciones, dependencias, nuevas áreas de planeación, consejos, extensiones y un sin fin de enredos que con el tiempo resultan inoperantes, inútiles y acaban por ser nada.

El costo país que pagamos es enorme. ¿Avanzamos todos o sólo unos cuantos? Para la inmensa y abrumadora mayoría de la población, esa que deambula en la sobrevivencia sin saber ni aprender para qué se vive, el día empieza y termina igual. La película sexenal, cuatrianual o trianual es la misma, con los mismos protagonistas en los papeles estelares y millones y millones de seres humanos en su rol de “extras”.

La situación del país es, a diferencia de otros años, bastante delicada. Los referentes, lastimosos, están en las calles, en los cruceros, en los cinturones de miseria, en las barriadas, en el transporte público urbano y suburbanos, en la desintegración de familias enteras que colapsan por la renovada y pujante crisis económica. La película de la realidad social en México no termina, lleva años produciéndose y proyectándose, no tiene fin.

En los tres órdenes de gobierno se supone que estamos representados todos, pero ¿en qué condiciones de representación? ¿Lo están los miserables, los pobres, los ignorantes, los cultos, los deportistas, aquellas personas con discapacidad, las de preferencias sexuales homosexuales, transgénero? ¿Están los ateos, los creyentes, los incrédulos, los escépticos…? ¿Los ricos, los millonarios? ¿Y los corruptos?La corrupción, los corruptores, los corrompidos. Un tema histórico que en la gran película queda claro que no hay ley que nos rija. Su mapeo en el territorio nacional es milimétrico. No hay lugar a salvo.

Pero ahí seguimos, hablando de elecciones, de inseguridad, de detenciones, de derechos humanos sin derecho, de índices macroeconómicos, de elogios a los figurones de la política, los partidos y las fuerzas castrenses, de futbol y la farándula, de narcos y corridos. Qué país. Qué gobiernos. Qué película tan larga y cansada, ya aburre. 


ferandra5@yahoo.com.mx