Súplica y voto

No se puede ni se debe perder la confianza en los jóvenes. Hay que escucharlos detenidamente, entenderlos, comprenderlos, acompañarlos en sus procesos de vida. Por la sucesión directiva en la Universidad Autónoma de Coahuila Unidad Torreón (UT), me ha tocado observar algunas intervenciones de estudiantes ante la candidata única a la Coordinación, Lorena Argentina Medina. Lo que prevalece en ellos no es un reclamo, sino la postura de que Lorena sea capaz de alcanzar para la UT la dignidad y el respeto que merece la comunidad que integran más de 12 mil almas. El planteamiento se refiere respecto a Saltillo y también al sector privado e instancias oficiales en Torreón Los muchachos proponen que se haga valer el ser parte de la universidad más importante de Coahuila y la unidad regional más importante de la institución.
Escuchar esto es esperanzador. La UAdeC Unidad Torreón cumplió una etapa de estabilidad con Manuel Martínez Gallegos; hoy la exigencia es otra. En medio de la crisis que golpea la credibilidad en los estudios profesionales en el país, la UT, con sus 20 planteles, tendría que responsabilizarse de preparar a las futuras generaciones de profesionistas que la comarca está esperando. Incluso, innovar los métodos de enseñanza, revolucionar la educación, replantear los perfiles de egreso…empujar hacia otras suertes a los que hoy acuden a sus aulas buscando obtener una preparación que los haga libres y lo que esto implica en términos de vida y bienestar.
Gisela Triana Aguilar, alumna de la Facultad de Derecho, abordó a la candidata y le pidió que pugne por una guardería para hijos de alumnas-madres solteras. Le ofreció su voto en solidaridad por ser mujer. Casi en tono de súplica le hizo ver que son muchas las estudiantes en dicha situación que, por la inexistencia de un apoyo específico, se ven obligadas a abandonar la universidad. Otros estudiantes se pronunciaron porque la UAdeC UT crezca, se reposicione, fortalezca su imagen y difunda el talento incuestionable que hay en sus salones, laboratorios, pasillos. Algo habrá de moverse en y desde la Coordinación…/.
Algunos periodistas se quejan de no recibir la información oficial del Instituto Municipal de Cultura que dirige Renata Chapa. ¿Será porque le robaron la lap top a su encargado de comunicación social? Otros preguntan si en los centros culturales y museos habrá cambios de directivos. Pasó ya un mes del nuevo IMC y nadie dice nada en torno al tema.


ferandra5@yahoo.com.mx