De Matamoros y de Nazas

No será algo menor que la Universidad Autónoma de Coahuila haya entregado nuevas instalaciones de la Preparatoria Venustiano Carranza en el vecino Matamoros. El hecho pudiera ser una de las principales obras del rector Blas José Flores Dávila por la educación en la Laguna. El impacto educativo, y social, se observa relevante considerando que muchos jóvenes que concluyan su instrucción secundaria tienen ya, a la mano, la siguiente instancia formal en su proceso de educación. Más allá del dinero invertido, y si hubo el respaldo del gobierno del estado, lo trascendente es que el solo edificio, en el rezagado municipio, significa un espacio para el reencuentro de los jóvenes con la esperanza de no perderse en el camino hacia su superación personal. La PVC Matamoros será más que un centro educativo para las y los jóvenes que podrán recobrar el aliento, reflexionar y abrir un capítulo diferente para sus vidas. María José Muñoz, alumna, de manera espontánea rompió el protocolo y tuteando al gobernador agradeció la obra. Pidió más, “no un techumbre, sino un domo”, clamó por actividades culturales, seguridad, becas y transporte. No cuidó las formas y se ganó el aplauso de los asistentes. El gobernador Rubén Moreira y el rector de la UAdeC sonrieron. Un acto sencillo para gente sencilla. Un apapacho valioso a los niños matamorenses que merecen una mejor suerte. Por cierto, su alcalde Raúl Onofre, en su primera mención a Flores Dávila, lo llamó “coordinador de la Universidad”, omitiendo el nombre de la coordinadora de la Unidad Torreón Lorena Medina. Sin comentarios…/.


El domingo 23 de febrero los equipos de Mineros de Velardeña y Santa Teresa de la Uña se enfrentaron (literal) en el juego final de la Liga Municipal de Beisbol de Nazas, Durango. Los Mineros de Velardeña se proclamaron campeones y eso provocó que el campo Alameda se convirtiera en un infierno. “La Liebre”, “El Chalo”, y los hermanos Francisco, Oswaldo y Armando Vargas, golpearon, con botellas, bates, pelotas y piedras, a cuanto ser humano les saliera al frente. José Martínez, un joven naceño, hoy está grave y otro puede aficionado podría perder un ojo. Presentes, nada hicieron ni el alcalde de Nazas, Dionisio Arreola, como tampoco Hugo Steve Hurtado, dirigente de la liga y también presidente del PRI en el lugar. Mucho menos los regidores y otros funcionarios del provinciano cabildo. Otro síntoma de lo que hoy padece Durango.


ferandra5@yahoo.com.mx