Marchas y “errores”

Como próximo presidente de los diputados locales en Coahuila, José María Fraustro Siller, miembro de la casta política que ocupará el Palacio del Congreso en la próxima legislatura, asomó ya la cabeza para asegurar que la pretendida Ley de Movilidad (anti-marchas, pues) tendría que ser aprobada, primero, por los diputados locales de todo el país, y, segundo, que aquí sólo buscarían hacer las adaptaciones pertinentes. Chema agarra rumbo para enfilarse a una posible candidatura tricolor a la gubernatura, pero deberá ser congruente y estar atento a un posible reglamento municipal en Torreón, donde estaría por anunciarse un reglamento acerca del uso público de la Plaza Mayor. Vienen restricciones, según se filtró,  a raíz de la inconformidad social que provocó que la fachada de la presidencia municipal fuera pintada por jóvenes en apoyo a los 43 normalistas desaparecidos en Ayotzinapa, y parcialmente cerrada al público y empleados días después.Gobernar hoy, con mano dura, no es la mejor idea ni decisión. El dolor, el engaño, la injusticia, la impunidad, la violencia, la pobreza y la marginación, hartaron a chicos y grandes. Los gobernantes llevaron a las calles, a las plazas públicas, toda esta expresión de rabia y descontento. Nadie más causó lo que vivimos como país. México, a nivel federal, ha sido gobernado por dos partidos. El PRI y el PAN en Los Pinos y en Palacio Nacional, con la complicidad del obeso Estado Mexicano (gobernadores, alcaldes, diputados federales y locales, senadores, ejército, iglesia, Televisa, un sector de la prensa y algunos periodistas convertidos en líderes de opinión, además conocidos monopolios y oligopolios), son los responsables del actual caos.Por lo tanto, hacer más leyes que atentan contra los derechos humanos de la población, es necedad, obsesión enfermiza por seguir gobernando en sentido contrario a la sociedad. Sí, hay excesos en las marchas y manifestaciones. Pero no es con dureza ni rudeza como tendrían que responder. Porque estarán debilitándose aún más y el incendio del país nos ronda. Pedir perdón por tantos yerros, renunciar incluso a mantener el actual estado de cosas, sería un primer paso bien dado. ¿Se atreverían a darlo? ¿Tendrían esos tamaños?>Antes que a la Facultad de Ciencias Políticas de la UAdeC, los militares entraron al Instituto Tecnológico de Torreón (ITT). O sea, hubo “un error” previo; como las fotos que les tomaron a los estudiantes del Tec de Monterrey campus Laguna previo a su participación en una marcha en apoyo a los jóvenes normalistas de Ayotzinapa. Vaya “errores”. 


ferandra5@yahoo.com.mx