Esperanzados

En el encuentro internacional “Mejores prácticas de apoyo a periodistas y comunicadores en situación de riesgo” (México DF, 10 y 11 de agosto), lo único cierto es que, tras las a veces inenarrables experiencias de numerosos comunicadores, quedó en claro que sólo mediante la organización, la conjunción de esfuerzos, el planteamiento desnudo de la realidad y su abordaje, es como podremos vislumbrar mejores perspectivas.Ahí representantes de organismos internacionales como Freedom House, con su directora en México, Mariclaire Acosta; diplomáticos europeos; Perla Gómez Gallardo, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del De Efe; voceros de Propuesta Cívica, de Periodistas de a Pie, Artículo 19, Cimac, la Casa de los Derechos de los Periodistas, la Asociación de Periodistas de Ciudad Juárez, la UNAM, periodistas dirigentes de organizaciones e instituciones de apoyo a las y los periodistas y comunicadores mexicanos; periodistas independientes y desplazados, así como –dando la cara- los encargados de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Contra la Libertad de Expresión (de la PGR), del Mecanismo Federal para la Atención de Defensores de Derechos Humanos y Periodistas, y de la Comisión Estatal para la Protección a Periodistas de Veracruz. El encuentro fue duro, crítico, directo. Hubo un espacio para la presentación de “Voces Irritilas” AC, la naciente asociación de comunicadores de la Laguna de Coahuila y Durango.En un documento elaborado por Freedom House, ni Durango ni Coahuila libraron ser citados, no en su parte de la comarca, como una zona de riesgo para el ejercicio libre y garantizado del periodismo. Sin embargo, la reunión apuntó, no sin intensos debates, hacia la búsqueda de soluciones. Se plantearon tres líneas estratégicas: la profesionalización, la plataforma para la vinculación y alianza de organizaciones, redes e instituciones a nivel local, regional y nacional, y, el acceso a la justicia. Las tres, con acciones concretas para poder materializarlas.La sala “Digna Ochoa” de la CDHDF fue el espacio donde se reflexionó y analizó, desde lo individual y hasta lo colectivo, lo que sacude a este gremio disgregado. Pero también su impacto social. Se redactó un pronunciamiento denominado “Alto a los ataques contra la libertad de prensa”, dirigido al presidente, al secretario de Gobernación, a los gobernadores donde se repiten los ataques contra los periodistas y campea la impunidad, y al jefe de Gobierno del Distrito Federal.  


ferandra5@yahoo.com.mx