Crisis y cultura

Una nueva edición de crisis económica (para no hablar de las permanentes crisis crónicas social y política), es la que estamos padeciendo y su recrudecimiento va a la alza, como la paridad del peso con el dólar.Bastan breves ejemplos para observar que por enésima vez, y pese a lo que digan, difundan y traten de convencernos las autoridades de los tres órdenes de gobierno, la realidad en números es fría: un reporte sobre la actividad industrial que recién hizo el Instituto Nacional de Estadística y Geografía e Informática (INEGI), ajustada por estacionalidad, indica que disminuyó 0.4 por ciento en relación a diciembre del año pasado.

La desaceleración es un hecho, y la carestía y por lo tanto la inflación también.

Los precios de productos básicos –como el huevo- se han disparado. El despeñadero del supuesto poder adquisitivo nadie lo frena. 

Como buenos políticos, más bien malos, diputados federales del PAN, representantes “populares” de los laguneros, exigen que se reduzca el precio de la gasolina quesque por la crisis económica del país. ¿Apenas se dieron cuenta? ¿Por qué no lo hicieron antes, digamos, cuando su partido gobernó desde Los Pinos? ¿Por qué no piden que bajen otros productos alimenticios o sus sueldos? O que opinen, diputados federales y locales del PRI y el PAN -sostenidos con dinero público-, de lo caro de los estacionamientos en centros comerciales, en el aeropuerto y la central de autobuses, de los productos en las cafeterías de los cines, de la usura de los bancos.

La crisis es seria. Otro ejemplo: la Unión de Escuelas Particulares de la Laguna, presidida por Rodolfo Silva, ha advertido que la tasa impositiva los está estrangulando, lo que provoca el cierre de planteles (el Colegio La Paz) y despidos de empleados en el sector…/.Algo más noble.

La conferencia el jueves del grabador Alonso Licerio en la Facultad de Economía de la UAdeC Torreón, acerca de la mujer en la plástica en México, capturó la atención, mirada, interés y hasta sorpresa de los jóvenes. Un instante de historia e ideología, tan necesarias siempre. 


ferandra5@yahoo.com.mx