Construir ciudadanía

Una vez que la región fue, y sigue siendo sacudida por desafortunados eventos políticos (que en consecuencia afectan la economía y por efecto directo le pegan a lo social), algunos sectores se están dando a la tarea, desde su núcleo ciudadano, de acompañar ese sacudimiento con ideas y propuestas que le apuestan a revertir el actual estado de cosas.
La tarea no es fácil, pero alguien, incluidos usted y yo, tenemos que hacerla, debemos hacerla. Algo va a pasar a nivel regional. No sé exactamente cuántas organizaciones civiles han surgido, pero aquí están, cada una con su gente, con sus propuestas en un amplio abanico de opciones, muchas de ellas con evidentes signos asistencialistas. ¿Serán la solución? No creo. Habría que indagar, que se investigue bien a bien quiénes son sus promotores -sus orígenes y trayectoria-, los fines que persiguen, sus formas, sus nexos, sus vínculos. Porque, sin duda, habrá quienes al amparo de los recursos nacionales y extranjeros que se otorgan para una y mil iniciativas, sólo busquen el protagonismo, utilizarlas de trampolín, de espacios lucrativos, de bases para criticar y golpear, de juego y de juguete. Claro está que no se puede hacer tabla rasa, que hay excepciones y ejemplos exitosos de organizaciones civiles que logran convertirse en movimientos y movilizar, en serio, el entorno. En la Laguna hacen falta. Como hace falta abandonar la falsa pose, el egoísmo, el clasismo, los estratos, el divorcio entre autoridades y ciudadanía, entre los privilegiados y la mayoría, entre colegios y escuelas, entre cultos e incultos, entre medios informativos y sus contenidos y el consumo de éstos.
Todo indica que el tema de inseguridad es el que ocupa el interés de la población para que se atienda. ¿Será tarea únicamente de los gobiernos? ¿Tendremos que ver cada uno de nosotros en su dimensión y en su disminución? ¿Y la conducta individual y colectiva? Hay una propuesta del grupo Renacer Lagunero que, sostiene, es un movimiento plural, multi-generacional y de amplia presencia territorial. Se pronuncia por algo fundamental: Construir ciudadanía, hacer un mapeo de talentos y liderazgos ubicados en los distintos ámbitos sociales, generacionales y territoriales, generar redes ciudadanas con sentido territorial, que permitan regenerar y vertebrar el tejido social y, entre otras acciones, construir al interior de dichas redes las capacidades cívicas que permitan formar laguneros conscientes, responsables y participativos. ¿Es alta la montaña?


ferandra5@yahoo.com.mx