Candidatos y periodistas

Por su relevancia, las redes sociales son insustituibles en las contiendas electorales. Sin embargo, para que su impacto sea verdadero, su manejo tiene que ser atrevido, inteligente, certero y noqueador. Es el recurso más enajenante de las nuevas tecnologías de la información. Para bien y para mal. Se suman a la prensa tradicional que, aún, es desequilibrante a la hora de “llegar” a la población. Cierta o tendenciosa, ideologizada o mentirosa, el valor de la información es inmenso, un arma poderosísima. Articula y desarticula, fortalece y debilita.


De ahí que en Durango, (elecciones el 5 de junio), los candidatos, del partido que sean, utilizarán las redes sociales y los medios de comunicación como herramientas estratégicas buscando penetrar la conciencia e inconsciencia de los votantes. Son su política. ¿Recobrarán esas campañas proselitistas su valor social? ¿Podrán construir esa infraestructura comunicativa de algo todavía más importante, quizá, que las redes sociales y la prensa, y que se llama sentido común?


Porque común es el ciudadano, común su vida diaria y comunes los problemas que enfrenta. Los padecimientos de la ciudadanía no son inventos ni los provocaron las redes sociales. La situación de pobreza, inseguridad, desempleo, falta de drenaje y pavimento, luz y agua; una educación trunca; o la violencia e inseguridad, el narcotráfico, desapariciones forzadas y secuestros, por citar algunas penurias de la gente que cree en el voto como vía de salvación y salir del pozo, no tendría porqué ser tratada así como así por los candidatos. Toca a los periodistas, en tiempos de campañas y elecciones, hacer accesibles esos escenarios y no de negarlos como hechos de la realidad social. Cuestión de sentido común.


Ni en las redes sociales ni en los medios de prensa, puede caber más esa suerte comunicativa. El desenvolvimiento social (no el individual y dividido) depende en mucho de la tarea cumplida o incumplida desde la labor informativa y de análisis sobre los aspirantes, su origen, trayectoria y moral.

Observaremos con detenimiento lo que ocurra en Durango y la Laguna. Suerte a dos ex colegas periodistas candidatos a diputados: Sergio Uribe (PRI) y Oswaldo Santibáñez (PAN).


ferandra5@yahoo.com.mx