De la Camerata

El jueves, en la Facultad de Medicina de la UAdeC, volví a escuchar a Jaime Ruiz Lobera, gerente general de la Camerata de Coahuila (CdeC). Él se ha echado a cuestas acercarse a los jóvenes universitarios de la región para tratar de, mediante charlas, videos y pequeños fragmentos de música clásica, sensibilizarlos, emocionarlos y lograr que acudan a escuchar los conciertos de la CdeC cada quince días en el Teatro Nazas. Jaime, que me parece es la persona indicada para hacer lo que está haciendo, pues demuestra no sólo conocimiento, academismo y pasión por la música, sino una sencillez y accesibilidad a toda prueba, sin falsas poses ni arrogancia como otros elementos que forman parte, por ejemplo, o del patronato o del consejo de la orquesta. En fin.

Los comentarios que verte Ruiz Lobera al joven auditorio que lo escucha son fáciles, con una inteligente dosis de crítica a algunos factores que inciden y alejan de una mejor formación ciudadana y universitaria a la muchachada; y que tienen que ver con la televisión, la radio o los medios de comunicación.

La CdeC es, claro, una excelente orquesta, su director Ramón Shade la ha sabido guiar y sortear, diseña excelentes programas semestrales y se arropa excelentemente con directores y solistas invitados de primer nivel.

No obstante, la camerata necesita de más público, reconoce que faltan asistentes a las butacas del teatro -no hace cuentas alegres como otras instituciones y dependencias artísticas y culturales torreonenses-, requiere de público, de gente que asista a escucharla y disfrutar de su repertorio, de la calidad de sus músicos nacionales y extranjeros. Necesita del apapacho de niños, jóvenes y adultos; nos necesita a todos. Por eso aplaudo la emoción y elocuencia convincente con que Jaime platica con los jóvenes y les presenta a Mozart, Beethoven, Vivaldi, Bach… Y los conciertos didácticos organizados por Paco Rivera. Seguramente conseguirán su objetivo.


ferandra5@yahoo.com.mx