El legado de ‘Charlie Hebdo’

Llamamos terrorismo a los actos violentos cuyas motivaciones no podemos entender. Cuando una tragedia simplemente no tiene justificación ante nuestros ojos nos aterra. El ataque de la semana pasada al periódico francés ‘Charlie Hebdo’ es una retaliación atrasada a la publicación de caricaturas y sátiras al profeta Mahoma. Para el mundo occidental el asesinato como repercusión a la sátira es terrorismo, evidentemente para los indoctrinados extremistas del Islam, es justicia.

Si no le encontramos justificación a este tipo de violencia, más difícil aún es encontrarle estrategia. Lejos de asustar al mundo para no volverse a burlar del Islam, estos ataques han incitado a todos los caricaturistas y sátiros del mundo a unirse a la causa. En efecto, este ataque ha tenido más impacto del que causan pérdidas de siete personas normalmente porque es el primer ataque terrorista con fatalidades en Francia desde 1961 y el asalto fue en contra de un medio de comunicación causando que todos los periodistas nos sintamos agredidos.

Lo inexplicable para una lógica occidental es que en vez de mejorar el trato para los musulmanes y su dogma, este ataque en específico les resta aliados. Si bien la revista de ultra izquierda se llegó a burlar del Islam como lo hace de todo lo demás, también es representativa de los grupos que suelen defender la libre práctica de religión, los derechos de minorías como los musulmanes en Europa y América y quienes votan en contra de las respuestas militares a actos terroristas

Ya son varios los candidatos a la Presidencia de los Estados Unidos que han aprovechado el ataque para expresar cómo su política de relaciones exteriores  protegería al mundo de incidentes como ese. En Francia ya se incorpora la consecuencia de este asalto a la discusión migratoria que ha plagado al ambiente político del país los últimos años y puede ser el cambio de marea decisivo en contra de los ya repudiados inmigrantes árabes. Diarios en Inglaterra y Alemania se unen reportando la creciente ansiedad en contra de las visas estudiantiles ya que los hermanos que cometieron este ataque al igual que múltiples de los culpables por los atentados del 11 de septiembre de 2001 y contra el metro de Londres ingresaron con documentos de estudiantes lo que ha llevado a los gobiernos a preguntarse si vale la pena su hospitalidad académica y enfrentar los riesgos que traen revisiones disminuidas para migrantes estudiantiles.

Quizás la mayor repercusión es que en las Naciones Unidas y la OTAN, Francia suele debatir contra sus aliados anglo y germano parlantes antes de tomar medidas militares para contrarrestar ataques terroristas y la victimización y movimiento ciudadano, ‘Je Suis Charlie’, que ha surgido puede resultar en la pérdida de una voz de sensatez en debates que desesperadamente la necesitan.

juanmaria7@gmail.com

www.osomaloso.com