Estar Guars, la franquicia

George Lucas no es un genio. Es un hombre muy trabajador y con una imaginación extraordinaria, pero no es un genio. La primera película de la Guerra de las Galaxias es el resultado de una década de trabajo escribiéndola y un momento específico en la tecnología de efectos especiales. Es una gran película, pero también es un poco de un milagro ya que la producción y la edición estuvieron plagadas de problemas. Sus mayores logros fueron haber aterrizado la gran imaginación de la ciencia ficción en un escenario teatral y la decisión visual de un “futuro usado”, en la ciencia ficción todo suele verse nuevo, en Star Wars, las cosas se ven usadas, lo que hace al universo sentirse real, al menos hasta que Lucas perdió su fortuna en un divorcio y decidió hacer las precuelas en donde todo se ve nuevo y horrible.

El universo de Star Wars es una de las propiedades intelectuales más valiosas del mundo, como hemos visto en los últimos tres meses, hasta yogurt hacen de las películas y con seis largometrajes programados en los próximos cinco años quizás todos tengamos un R2-D2 en casa para 2020. La realidad es que, como vimos con las precuelas hace 15 años, podrían vender una piedra, decir que es de Tatooine y venderla en un billón de dólares; no obstante, Episodio VII ha sido muy bien recibida tanto por el público como por los críticos.

Personalmente tengo que abstener mi juicio hasta ver los Episodios VIII y IX. El VII no es en realidad una historia por sí misma, es solo el primer acto de la trilogía. Este tratamiento, como al resto de la audiencia, me parece el adecuado ya que tenían que reanudar la historia desde cero. Más allá de los errores independientes de los Episodios I, II y III la verdadera tragedia es que como Lucas sabía que él mismo no haría más episodios cerró la trama. La única razón para hacer una precuela es para sembrar semillas que darán frutos en el futuro de la historia original.

Aún más que el reto de relanzar una franquicia tan grande, el equipo de producción enfrentó el gran reto de utilizar a los actores originales aunque ninguno puede actuar a estas alturas. Sin embargo, Disney sabe lo que hace mejor que nadie. Han detonado al universo compartido de Marvel a proporciones gigantes y harán lo mismo con Star Wars. Como fanático me asusta que arruinen algo que me gusta tanto, pero desde el punto de vista de negocios creativos es increíble que Disney lograra optimizar un proceso de imaginación a nivel de maquinaria.

También me parece intrigante que el peor enemigo de la franquicia ha sido su creador. Lucas ha modificado la trilogía original a la muerte, arruinándola más cada vez, hizo esas horribles precuelas, durante años no quiso que salieran más películas y ahora hasta criticó la nueva antes de ver que los fanáticos están encantados y echarse para atrás. Supongo que a veces lo mejor que puede hacer un creador es hacerse a un lado...

Si no han visto la película, dejen de leer aquí… Nomás espero que no sea como se rumora y Kilo Ren y Rey sean hermanos, sería igual de inexplicable que Annakin y Amidala acabaran juntos. Me gusta que hayan regresado al formato de un solo villano, pero tienen que cambiar la historia de la trilogía original en algo y espero que al menos no se trate esta vuelta de tratar de convertir a Kilo Ren en bueno de nuevo. También me tiene preocupado el “Líder Supremo” ¿Qué es? ¿Por qué es tanto más grande a las otras especies? Necesitamos una reconexión con Vader más allá de su nieto, quizás ese es el camino. En fin, como todos los otros fans estoy contento que tenemos nuevo material para obsesionarnos.

 

juanmaria7@gmail.com 

www.osomaloso.com