Autonomía relativa

A veces pareciera

El Presidente dijo en días pasados: “A veces pareciera que no quisiéramos o nos negáramos a reconocer los avances y a registrar las buenas noticias”. Debe estar cuando menos molesto por lo que sucede con una buena parte del ánimo nacional respecto de su gobierno.

Pero debieran tratar de ser más empáticos porque a veces pareciera que todo les vale madre. Que están desbordados por una mezcla de cinismo y de indolencia que ofende al ciudadano.

A veces pareciera que se burlan de nosotros, que la indignación, la irritación les merece mofa y desprecio. No se puede interpretar de otra manera la renuncia del señor Korenfeld, cuyo cretinismo lo llevó a presentar una suerte de informe de gobierno, con pronóstico del clima, amenazas de desastres naturales y agradecimientos personales.

A veces pareciera que no quisieran o que se niegan a ver lo que están haciendo para que la gente se moleste. Son desplantes de dinero, maneras despóticas y un tufillo caciquil. Creen que no se les comprende cuando el problema es que nunca han tratado de explicarse.

A veces pareciera que la vocación inmobiliaria de este gobierno no tiene límite. De seguir así, pronto van a dejar de tener valor informativo el hallazgo de mansiones de los miembros del equipo de este gobierno. A lo mejor es lo que quieren.

A veces pareciera que este gobierno quiere quitarnos la capacidad de sorprendernos. Quiere que aceptemos dócilmente sus atracos y mentiras, su insolencia desmedida y su cinismo como política pública.

A veces pareciera que no quieren o se niegan a ver lo que es el papel de la crítica. No hay noticiarios de “buenas noticias”. Eso no existe, son otra cosa pero noticiarios, no. Si los medios deciden plegarse a la abyección serán empresas pero no medios de comunicación. No hay que confundirse. George Orwell lo definió claramente: “Periodismo es publicar lo que alguien no quiere que publiques. Todo lo demás son relaciones públicas”.

A veces pareciera que no quieren ver ejemplos claros de lo que hacen. A veces pareciera que no quieren poner un hasta aquí. A veces pareciera que no quieren o que se niegan a ver, que lo que hacen está mal, que robar no está bien, que engañar tampoco, que no pueden disponer del dinero de los demás de esa manera. A veces pareciera que no quieren darse cuenta que sus relojes, sus paseos, sus palabras y sus gestos insultan a quienes deberían de servir.

A veces pareciera que van a entender, pero no, resulta que no.

http://twitter.com/juanizavala