Autonomía relativa

Los "spots" del Informe

Es casi imposible no ver o escuchar los spots del IV Informe de gobierno. Pero ¿realmente qué ven los mexicanos en los anuncios del Informe de Peña Nieto? Lo podemos imaginar:

Spot 1: Aparece Alfredo Castillo y dice: “Durante un tiempo las cosas se me pusieron color de hormiga. La gente no me quería en mi trabajo, todos me rechazaban, los medios me señalaron como culpable, me exhibieron cuando me fui a ver el tenis, cuando besaba a mi novia que la llevé a las Olimpiadas. La cosa estuvo tan difícil que hasta mi novia me cortó, temí que me despidieran, pero tuve una actitud positiva y sigo en mi trabajo dispuesto a salir adelante”. Peña le da una palmada en la espalda: Alfredo, lo que pasa es que lo bueno casi no se cuenta, pero cuenta mucho”.

Spot 2: Toma de Osorio Chong que va caminando: “Hace apenas cuatro años todo parecía relativamente en calma entre los diversos grupos de la sociedad. Había, claro, la presencia siempre violenta de los enfrentamientos entre los grupos del crimen organizado. Hoy me siento muy contento de que hemos logrado enfrentar a todos. Hoy, no hay un sector que no esté enojado o rabioso. La Iglesia católica, los empresarios, la comunidad gay, los conservadores radicales, los partidos políticos, los medios, los de la CNTE, los padres de familia, los atletas. Todos están enojados con el gobierno. Esto no lo hubiéramos logrado sin una mentalidad positiva”. Aparece Peña y dice: “Así es Miguel Ángel, lo bueno casi no se cuenta, pero cuenta mucho”.

Spot 3: Aparece Peña a la sombra de un árbol y dice: “En la vida de los países como en la de las personas pasan cosas buenas y malas. Pero al final las cosas buenas son las que construyen, las que le dan sentido a nuestra vida. Mi tesis me marcó para siempre, fue una cosa buena de la que se habló poco hasta que se convirtió en mala. La casa blanca era una cosa buena porque nos ponía a competir directamente con Estados Unidos que tenían la única famosa Casa Blanca. Lo mismo el departamento de Miami, que hablaba de la fortaleza de nuestra economía. En efecto, ahora ya no solo vienen los gringos a comprar departamentos a la Rivera Maya o Punta Mita, sino que nosotros también podemos comprar allá. Esas son cosas buenas. Pero de lo bueno casi no se cuenta, y cuenta mucho”.

Twitter: @juanizavala