Autonomía relativa

¿Por qué quieren bajar a Xóchitl?

Poco antes de la campaña del año 2000, en el PAN hubo un fuerte movimiento para impedir legalmente la candidatura de Andrés Manuel López Obrador por una falta, puntualmente cierta, de residencia. La izquierda montó en cólera y atacó al blanquiazul, y lo acusó de querer sacar de la boleta “a la mala” a su entonces candidato.

El debate en el interior de la cúpula panista fue áspero. El candidato al gobierno del Distrito Federal era Santiago Creel y participó en las discusiones. No era fácil la discusión: la legalidad o permitir competir para ganar sin trucos o recursos legaloides. La decisión se tomó cuando Santiago amagó con renunciar a la candidatura si se procedía por la vía legal. Creo que fue una decisión correcta. Claro que los resultados fueron muy distintos a los que él esperaba. Andrés Manuel se la pasó toda la campaña diciendo que Creel era “un bombón”, y le hizo la vida imposible cada vez que pudo. Hoy Creel es un político de luz menguante que pertenece a la directiva panista más decadente que ese partido haya tenido; y Andrés Manuel se apresta para su tercera campaña presidencial con enorme potencial; es el único líder popular del país y sus anhelos hacen temblar a más de cinco poderosos. Todo eso, cortesía inicial de don Santiago.

El recuerdo viene a cuento porque ahora la izquierda, en concreto el PRD, se apresta a “bajar a la mala” a Xóchitl Gálvez de la candidatura a jefa delegacional en Miguel Hidalgo (aunque sí cumple con todos los requisitos). Se entiende que le tengan miedo. El DF es la capital del corporativismo, lo que, prácticamente, ha terminado con las ideas y hasta la manera de ser de la izquierda. Es claro que el PRD no quiere perder el poder que da esa delegación aunque haya realizado un trabajo desastroso. Pero su temor radica en la posibilidad de que Xóchitl se convierta en un referente opositor en la capital, donde la oposición carece de propuesta y liderazgos. Xóchitl no es una mujer de partido, sino una mujer de trabajo y de convicciones.

Quieren bajar a Xóchitl porque, como dice ella, le tienen miedo. Es una candidata natural, con estilo propio, con vocación pública y aparte una exitosa empresaria que ha vivido muchos años en la Miguel Hidalgo. Hace un par de años hizo una gran campaña en el estado de Hidalgo. Se la robaron, entre otros, alguien que siente que es muy bonito rentar casas en las Lomas a un contratista.

El IEDF ya le negó el registro. Seguramente el TEPJF la va a dejar competir. Para vergüenza de los machitos que la quieren bajar.

http://twitter.com/juanizavala