Autonomía relativa

Por qué el gobierno no construyó el túnel

Se puede entender que el narcotraficante ordenó a sus subalternos la construcción del túnel y estos pusieron manos a la obra para, como en otras ocasiones, hacerlo con efectividad y lograr su objetivo para sorpresa mundial. El túnel de la fuga es hoy objeto de reportajes que aparecen en los periódicos y televisiones de todo el mundo. Las autoridades mexicanas organizan tours de medios como si se tratara del hallazgo de la Pirámide del Sol y no de una de las afrentas más vergonzosas de los últimos años.

La eficiencia narca llama la atención en un país en el que casi todo sale mal. Por eso los gestos de sorpresa y estupefacción de las autoridades en sus malogradas conferencias de prensa y en el lugar de la fuga. Porque uno puede imaginar qué hubiera pasado —haciendo caso a la hipótesis demencial de que el gobierno liberó al capo— si el aparato gubernamental hubiera sido el responsable de construir el túnel para el escape de El Chapo. Lo más seguro es que la fuga nunca se hubiera dado.

Supongamos que la SCT fuera la responsable de la obra. Se le hubiera dado plazo de abril de 2014 a la noche del 11 de julio de 2015 a las 20:52 horas. Lo primero que hubiera pasado es que se licitara la construcción. Para tal efecto harían un concurso con empresas fantasma para poder lograr la adjudicación directa a alguna del Estado de México. Al enterase los constructores amigos hubiesen reclamado su participación en tan magna obra. Por tal razón quedaban eliminadas chinas, norteamericanas y cualquier otra empresa extranjera. Salvo el caso de OHL, que se le otorgaría la instalación de los tubos de PVC para el aire porque le habían pagado las vacaciones en El Rollo a una prima de Eruviel y dos cenas en el CapitalGrill a Ruiz Esparza.

La construcción del túnel se hubiera detenido a la mitad, pues la empresa Higa se hubiese gastado el adelanto en la casa de las Lomas de algún subsecretario y tendría que haber pedido que se le adelantara el costo total de la obra a los 200 metros. La planta generadora de electricidad se hubiera quemado porque habrían comprado una de menor voltaje y poder así repartirse un dinerito extra. En lugar de moto hubieran puesto una bicicleta y a dos trabajadores a pedalear y la moto se la quedaba el supervisor de obra. La tierra se hubiera quedado al lado de la casa pero habrían pagado los camiones que se requerían para sacarla sin que se la llevaran; los de CFE se hubieran tardado dos meses en poner los focos. Finalmente, habrían llegado a la enfermería a las 11:50 del día siguiente y no a la celda de El Chapo mientras todos seguían en París. Para investigar lo sucedido hubieran mandado a Virgilio Andrade a investigar y se hubiera quedado atrapado en el túnel sin saber cuál era la entrada y cuál la salida.

http://twitter.com/juanizavala