Autonomía relativa

Sobre el escenario francés

Sumisión, la recienten novela de Michel Houellebecq plantea un escenario que desde la aparición del libro llamó la atención: Francia en 2022 gobernada por musulmanes que ganan las elecciones por la apatía de los votantes ante la mediocre oferta política. La novela salió al público el mismo día de la matanza en las instalaciones de Charlie Hebdo. La polémica acompaña desde entonces a la obra. La tragedia en París le da aún mayor vigencia al libro, que es una ventana desde la que se puede ver la influencia de esa religión en aquel país, ahora asolado no por una novela, sino por una realidad que nos espanta a todos. Aquí algunos subrayados.

"La prensa internacional asistió anonadada al espectáculo vergonzoso, aunque aritméticamente ineluctable, de la reelección de un presidente de izquierdas en un país cada vez más abiertamente de derechas".

"En ese instante se oyó de nuevo ruido de disparos, esta vez muy claros, y que parecían próximos, y luego una explosión mucho más fuerte".

"...las parejas que se reconocen en una de las tres religiones del Libro, las que mantienen los valores patriarcales, tienen más hijos que las parejas ateas o agnósticas; las mujeres tienen menos educación , y el hedonismo y el individualismo tienen menor peso (...). El humanismo ateo sobre el que reposa el 'vivir juntos' laico, está por lo tanto condenado a corto plazo, pues el porcentaje de la población monoteísta está destinado a aumentar rápidamente y tal es el caso de la población musulmana, sin tener en cuenta la inmigración, lo que acentuará aún más el fenómeno. Para los identitarios europeos está claro que, tarde o temprano, estallará necesariamente una guerra civil entre los musulmanes y el resto de la población".

"Para ellos lo esencial es la demografía y la educación; la subpoblación que cuenta con el mejor índice de reproducción y que logra transmitir sus valores triunfa; a sus ojos es así de fácil, la economía o incluso la geopolítica no son más que cortinas de humo: quien controla a los niños controla el futuro, punto final".

"Cuando un partido musulmán llega al poder, nunca es bueno para los judíos. No veo ningún ejemplo que confirme lo contrario".

"Me daba cuenta, sin embargo, y desde hacía años, de que el creciente distanciamiento, ya abismal, entre la población y quienes hablaban en su nombre, políticos y periodistas, conduciría necesariamente a algo caótico, violento e imprevisible".

"A las dos de la tarde en punto, el cortejo liderado por Marine Le Pen tomó los Campos Elíseos en dirección al Arco del Triunfo (...) Una inmensa pancarta iba de lado a lado de la avenida, con la inscripción: 'Somos el pueblo de Francia'. En numerosos pequeños carteles diseminados entre el gentío, rezaba más sencillo: 'Esta es nuestra casa', que se había convertido en el eslogan, a la vez explícito y desprovisto de una agresividad exagerada, utilizado por los militantes nacionales durante sus concentraciones".

Twitter: @juanizavala