Autonomía relativa

Los Premios Quién

La conocida revista de sociales Quién entregó premios a una serie de personajes que “destacaron por su incansable esfuerzo en pro de crear un mejor país”. Ahí estuvieron, por si alguien dudaba de su frivolidad, el secretario de Hacienda, el de Gobernación y los presidentes de los partidos políticos para recibir su premio y aplausos de la gente chic. Más allá de lo que puede significar que un grupo de medios de comunicación premie a funcionarios del gobierno en turno (de seguir así, pronto escucharemos discursos agradeciendo la libertad de expresión), bien podemos imaginar el diálogo de algunos de los asistentes.

Weeey, me encanta venir a los eventos de sociales. O sea, ves a la gente que mueve a México y que está in.

—Sí, caa´n, a mi también. Como que son pocas las oportunidades de sentirte en tu ambiente. Es que Quién es como el Hola, reúne a la gente más linda. Neta.

—¡Pufffff! Ni lo digas, eso por sabido se dice ¿o se calla? Ya no me acuerdo cómo se dice. Pero sí cierto.

—¿Oíste lo que dijo Arturo Elías en la entrevista de la Red Carpet?

—No, es que había una señora que decía algo del 68 frente a una cartulina de vodka Absolut. Creo que era Amparito Arozamena. Neta no entendí nada.

—Arozamena ya se murió, wey. Era la Poniatowska. Es princesa, wey.

—¿Te cae? A mí me pareció medio comunista. Pero, ¿qué dijo el Arhtur?

—Ya ves cómo es, siempre apoyando a México. Dijo que nuestro país, o sea México, “tiene la gente más bonita del mundo”.

—Jajajá, neta, eso es apoyar a México. Me encanta esta onda de la Red Carpet. La revista es como nacona, pero sí juntan gente en sus premios. Neta.

De pronto se hace un silencio y se escucha por el sonido que se premiará al Pacto por México.

Weeey, no entiendo nada. ¿No es esto de sociales, gente bien y así?

—Pues sí, wey, pero no hay tantos. Aunque el Arthur le ponga ganas.

—Si caaa´n, pero por qué le dan un premio al mono ese que parece minion.

—Es el secretario de Hacienda.

—¡Pufffff!, no maaames, wey, ¿sube los impuestos y lo premian? No se me hace muy nice eso. ¿Y qué pedo con el hijo del Dalái Lama?

—Es el de Gobernación, wey. Ya cállate porque neta nos van a sacar si sigues con tus pendejadas.

—No, wey, Peña ya dijo que aquí se respetan las libertades o algo así. Neta que cuando habla apresurado no le entiendo. Wey, el de barbita es el del PAN ¿no?

—Sí, me encanta porque salió del clóset.

—¿Te caeee? Neta esos panistas son un estuche de monerías. Tan modositos que se ven.

Pssss neta sí. Dijo que quería ser como Greta Garbo. Eso es liberarse a tope.

—Órale, qué lanzado. ¿Y quién es el yupie de las chapitas?

—Nuño o algo así. Creo que es supercercano a Peña.

—Ése sí se ve de escuela particular, por lo menos, pero, weeeey, por qué premian al del valet parking.

—Es el del PRD. Neta no sabes nada. Ya me estás dando penita.

—No mamemssss, weey, venimos a un evento de sociales con la Red Carpet y todo, y nos ponen a una megafán del peje a decir que “salga el sol de la educación” y cosas de ésas. Está raro ¿no? O sea, no hay gente bien aquí o qué onda.

—Neta tienes razón, como que hay mucho diputado y gente así ¿no?

—Es de vergüenza, wey, ya cualquiera sale en la revista. Es el pedo de no tener realeza. Puro lacayo.

—No exageres, también vino dos tres de gente bien.

—Psss sí, weey, si premian a sus papás y así, claro que vienen. Sirve que saludan al minion para que no les haga una auditoría. Ya sabes cómo son.

—Neta, sí. Vámonos de antro, ya.

—Sí, wey, no vayan a creer que somos políticos.

juanignacio.zavala@milenio.com

Twitter: @juanizavala