Autonomía relativa

Comentarios al aire sobre la fuga

Si bien es cierto que se presta al humor negro y a celebrar nuestra miseria institucional, el “gran escape” nos deja al nivel de un país bananero.

• Eso de que se fue a bañar y que se “prolongó la no visibilidad del interno” es de risa loca. Ahora sí que para la historia quedará que la última vez que se le vio se iba a bañar.

• Uno puede imaginar la respuesta de los custodios: “Sí se nos hizo raro que no nos pidiera champú”; “Nos llamó la atención que no se oía que cantara, siempre cantaba”; “Fuimos a ver qué pasaba porque ya se nos hacía mucho gastadero de agua y entonces encontramos el hoyo y toda la cosa”.

• ¿Por qué a esta gente del gobierno federal le da por salir a viajar como si fuera Mecánica Nacional y van hasta con la abuelita? Todos se fueron a Francia: Videgaray, Nuño, Osorio Chong, Meade y a saber cuántos más ¿De veras tenían que ir todos? ¿Por qué la desproporción como marca de la casa?

• No hay que olvidar que hace poco salió Caro Quintero (que había propuesto en su arresto que le dejaran pagar la deuda externa del país con la venta de su mota); fue liberado por un juez. Salió de la prisión por su propio pie y no hemos vuelto a saber nada del sujeto.

• En su momento, El Chapo fue el hombre más buscado del mundo. Su captura hace poco más de un año le valió reconocimiento internacional al gobierno de México. La fuga del sábado en la noche es un oprobio global más que envuelve al gobierno federal.

• ¿Era necesario difundir la foto de la procuradora asomada en el túnel de la fuga con cara de estar observando obras del Templo Mayor y de no entender nada?

• Si para atraparlo enseñaron al mundo túneles —uno debajo de una tina— por los que escapó poco antes de ser aprehendido, ¿no se les ocurrió que quisiera hacer uno?

• ¿Se pueden construir debajo y alrededor de los penales de alta seguridad sin problema alguno?

• Lo único histórico de esta visita a Francia es “el oso”.

• Al parecer nuestra relación con Francia está marcada por la delincuencia: primero se trató de Cassez y ahora nada más se hablará de El Chapo.

• ¿Cómo explicaron a Hollande y a su gabinete que el narcotraficante más buscado del mundo se fugó en una moto debajo de la cárcel por un túnel de kilómetro y medio que mandó construir y que la primera vez se fugó en “el carrito de la ropa sucia”?

• El escape no es de película de James Bond, es de las del Santo.

• De las investigaciones saldrá la palabra que marcará este sexenio: corrupción.

• Hay que admitir que independientemente de que
es un criminal, un asesino, un envenenador de la sociedad, un vendedor de droga jefe de sicarios y delincuente contumaz, El Chapo es un hombre de talento, de paciencia y de ingenio.

http://twitter.com/juanizavala