Cadena de mando

Geoestrategia militar México-Estados Unidos

La relación entre las fuerzas armadas de Estados Unidos y México atraviesa sin duda por su mejor momento.

Salvador Cienfuegos y Vidal Soberón desde el inicio de la actual administración comprendieron la importancia estratégica de llevar más allá el intercambio militar que ambos países han mantenido desde hace muchos años.

En México, poco se habla de geopolítica; menos se sabe de geoestrategia, ya que para muchos son temas de carácter estrictamente militar, aunque no necesariamente es así. La importancia de esto impacta de manera definitiva en el acontecer diario de un país. Tanto el secretario de la Defensa como el de Marina —apoyados de sus grupos de expertos— han insertado en ese proceso de relación militar binacional todos los temas relacionados con amenazas, intereses, inquietudes y soluciones a los grandes retos de seguridad nacional que ambos países comparten.

Una de las características que asemejan a ambas fuerzas armadas es su no intervención en temas políticos; sin embargo, los intercambios diplomáticos, políticos, económicos y hasta culturales que, como países, México y Estados Unidos requieran tienen, definitivamente, mayores ventajas cuando sus ejércitos comparten, además de una excelente relación, aspectos geoestratégicos bilaterales que en muchos casos son para los vecinos del norte una amenaza mayor de lo que pueden representar para nuestro país.

Los altos mandos militares de Estados Unidos no tienen filias ni fobias de partido, ya que al igual que nuestros soldados y marinos, la misión objetiva es la defensa e integridad de la nación. Donald Trump tendrá como presidente asesores militares que sin duda le aportarán los elementos necesarios para que comprenda la importancia geopolítica que tiene la relación con México. Le harán ver —producto del intercambio militar y naval de los dos países— que Estados Unidos no se puede sustraer de México.

No pretendo subestimar o sobreestimar posiciones, mucho menos generar comparaciones inútiles, al contrario, intento profundizar en la importancia que hoy y para el futuro inmediato tienen, más que la relación militar de ambos países, las amenazas y los retos que comparten desde el punto de vista geoestratégico militar, lo que sin duda generará pesos y contrapesos de gran importancia para muchos sectores tanto de aquí como de allá.

Cienfuegos y Soberón han sabido demostrar a sus contrapartes estadunidenses que las amenazas de Estados Unidos también son las de México.

Que no cunda al pánico.

jibarrolals@hotmail.com

@elibarrola