Cadena de mando

Parte de novedades 2016 /II

Las acciones de las fuerzas armadas durante 2016 fueron tan acertadas que para muchos gobernadores, sin la presencia militar en sus estados, sería complicado gobernar. Para cerrar este año que termina —por ejemplo— Sedena instalará en Chilapa, Guerrero, un cuartel militar, para apoyar las acciones de pacificación de esa zona del estado.

Como cada año, quienes requirieron de ayuda vía el Plan DN-III-E y el Plan Marina la recibieron a su máxima capacidad. Paradójico que un enemigo a vencer sea la propia naturaleza, ya que somos todos quienes fortalecemos a ese “enemigo” para que nos afecte a nosotros mismos; en fin, soldados y marinos cumplieron con los afectados por los embates de la naturaleza.

La Secretaría de Marina tiene a partir del último bimestre de 2016 la seguridad de puertos, capitanías de puerto, aguas nacionales y la vigilancia de las embarcaciones. Los puertos nacionales ya no serán un nido de corrupción y de impunidad; ya no serán un nido de “ratas”, ¡pues!

El perdón expresado por el general Cienfuegos, secretario de la Defensa a la sociedad que se sintió agravada por el video donde aparece una policía militar torturando a una delincuente, fue sin duda histórico a la vez de positivo. La mujer soldado y el capitán que la acompañaba durante esos cobardes actos están presos y sentenciados. Cienfuegos hizo lo correcto.

Sedena y Semar cumplieron ampliamente en materia de educación. El sistema educativo militar y naval demostraron que, cuando hay voluntad, se puede lograr educación pública de calidad. Como pocas veces se ha visto, ambas instituciones contrataron maestros civiles; contrataron a los mejores, ¡pues!

Soldados, marinos y pilotos demostraron que solamente ellos lloran por los pilotos, marinos y soldados caídos en cumplimiento del deber. Demostraron que no son ellos quienes generan violencia en este país.

Durante este año, Salvador Cienfuegos y Vidal Soberón fueron puntuales al insistir en la importancia de la certeza jurídica con la que deben actuar las fuerzas armadas.

Cienfuegos fue claro al cierre del año, cuando afirmó que no es a “balazos” como se resolverán los problemas de inseguridad, criminalidad y violencia. La gran mayoría de los mexicanos apoyó al secretario de la Defensa y coincidieron con la realidad del país.

Ojalá que, entre el gasolinazo y el Año Nuevo, no se olvide ese mensaje.

Feliz año para todos ustedes.

jibarrolals@hotmail.com
@elibarrola