Cadena de mando

Y, sin embargo… se cumple

¿Qué pasa cuando un militar es detenido por delitos contra la salud?

La respuesta es sencilla, pero radical. Se le hace pagar tanto en la justicia civil como en la militar, la pena que se le imponga. Esta es la razón principal por la que difícilmente se atreven a involucrarse con los "mañosos".

Los militares que violan la ley también pierden antigüedad, grado, privilegios y futuro dentro de las fuerzas armadas. Se joden, ¡pues!

Con la modificación al Código de Justicia Militar, el infractor debe atender primero lo que los jueces civiles determinen y una vez que cumpla su condena tendrá que pagar lo que deba a la justicia militar.

En la realidad, la justicia civil no es expedita ni pronta. Eso sí, cuando la Procuraduría de Justicia Militar detiene de manera preventiva al soldado —infractor— de tierra, mar o aire, lo primero que hacen los jueces civiles es ordenar su traslado de las prisiones militares a las civiles —con todo los riesgos que conlleva—, tomando en cuenta que ese militar pudo haber detenido a muchos de los delincuentes que se encuentran presos donde será transferido.

Lo que esperan los malandros presos es que llegue alguien que se las pague, por ejemplo, un militar.

Todo lo anterior, por las modificaciones ordenadas el año pasado por el Poder Judicial de la nación, producto del caso Rosendo Radilla, mismo que ocurrió hace más de 47 años.

Los altos mandos militar y naval son, por motu proprio, consecuentes a lo que la ley ordene, pero también, como funcionarios, son el ejemplo de cómo se debe aplicar y obedecer la ley, aun y cuando en algunas ocasiones no se esté de acuerdo, o, bien, se afecten los intereses de sus comandados.

Y, sin embargo... se cumple.

Quiénes no, por ejemplo, permiten que llegue de alcalde un delincuente como el de Cocula.

Cabo de Guardia

Esta semana terminó en México el sexto Curso Anual Especializado en Derecho Internacional Humanitario, organizado por la Comisión Intersecretarial de Derecho Internacional Humanitario (CIDIH-México) que preside la Sedena.

CIDIH-México se creó en 2009 para difundir y promover el respeto de las normas, principios e instituciones del Derecho Internacional Humanitario a nivel nacional y se encuentra integrada por los titulares de Sedena, Semar, Segob y SRE.

Este evento brinda a los participantes la oportunidad de adquirir conocimientos en la aplicación de la protección humanitaria en el marco de un conflicto armado, lo que permite sensibilizar a las autoridades de todos los niveles de gobierno, académicos, estudiantes y sociedad en general en esta materia.

jibarrolals@hotmail.com
@elibarrola