Cadena de mando

Comandante supremo de las fuerzas armadas

Enrique Peña Nieto comanda un contingente compuesto por más de 300 mil soldados de tierra, mar y aire.

La lealtad institucional con la que las fuerzas armadas se han mantenido en los últimos 100 años ha servido para darles grandes fortalezas al país y a sus diferentes gobiernos; situación que a lo largo de la administración actual se ha manifestado en la confianza absoluta que el presidente Peña Nieto guarda a soldados, marinos y pilotos.

El presidente confía plenamente no solo en el valor y la preparación de quienes integran las fuerzas armadas; él conoce a fondo cómo los militares mexicanos se enfrentan a los “hombres rudos” y está satisfecho con los resultados obtenidos.

Peña Nieto conoce en toda su dimensión la estrecha relación que tienen el general Cienfuegos y el almirante Soberón con el general Kelly, hoy jefe de gabinete del presidente Trump, por lo que las amenazas vertidas en la famosa llamada telefónica carecen de la más absoluta seriedad y de un total desconocimiento de cómo funciona una agenda de seguridad bilateral.

Trump desconoce que la relación militar entre ambos países se encuentra en su mejor momento. Peña Nieto lo sabe bien y, por tanto, deja de ser un pendiente para él.

Trump no quiere negociar con México; en cambio, Peña Nieto se ha anticipado a generar y construir relaciones desde los frentes económicos, políticos y, por supuesto, militares.

A quien filtró la transcripción de esa llamada, le salió el tiro al revés. Si de algo no se puede dudar, es de que las respuestas del presidente Peña fueron en todo momento articuladas y basadas en generar el equilibrio necesario para el mantenimiento de relaciones binacionales respetuosas y dignas.

La llamada da evidencia de por qué es el momento de cohesionarse alrededor del Presidente.

Da evidencia de que de “cobarde”, nada.

Cobarde, Maduro, quien teme a sus ignorantes debilidades.

Los militares mexicanos cierran filas con su comandante supremo.

Cabo de Guardia

Si en algún sexenio se ha mantenido firme y de grandes resultados la relación del comandante supremo con sus secretarios de Defensa y Marina, ese ha sido el actual; quien afirme lo contrario simplemente es ignorante de la realidad.

Así también, quien se atreva a dar espacio a rumores sobre un distanciamiento entre Salvador Cienfuegos y Vidal Soberón deberá entendérsele como alguien ignorante de la realidad militar actual.

jibarrolals@hotmail.com
@elibarrola