Cadena de mando

Armada de México


El almirante Vidal Francisco Soberón Sanz, secretario de Marina, envió dos mensajes muy importantes en función del futuro y el desempeño de las fuerzas armadas; el primero, el pasado 20 de noviembre durante la ceremonia de ascensos y condecoraciones al personal militar. El segundo, en la conmemoración del Día de la Armada de México, que se celebró en el puerto de Guaymas el día 23.

En la ceremonia del día 20, Soberón fue enfático al afirmar que “es nuestro compromiso y convicción responder al llamado de quienes nos necesitan, así como de respaldar la decisión de nuestro comandante supremo de las fuerzas armadas”. Reafirmó que estas acciones se hacen con “honor, lealtad, deber y patriotismo”; lo hacen con un respeto total a los derechos humanos; sin descanso, ni reserva. Soberón Sanz aseguró que las fuerzas armadas seguirán en las calles, mientras se fortalecen las fuerzas de seguridad pública, y así lo decida el pueblo de México.

Lo sensible del mensaje fue la unidad de intención para formular un marco jurídico que impida el estado de incertidumbre en el que soldados, pilotos y marinos han permanecido.

Es urgente que se comprenda la importancia de esto último.

El mensaje del Día de la Armada fue determinante, ya que en él se asegura que “las fuerzas armadas tenemos definido el rumbo, para generar las condiciones de paz, tranquilidad y seguridad que cada ciudadano merece”. Insistió en que tienen un “deber ineludible”, que exige resultados inmediatos e inminentes. Recordó que el único sustento de las acciones de las fuerzas armadas son la legalidad, la transparencia y el respeto absoluto a los derechos humanos.

¿Alguien lo duda?

Tres de Diana

“El soldado mexicano, en cualquier aspecto de su vida, como en todo momento de su carrera se caracteriza por su acendrado cariño hacia el pueblo que lo forma, dentro del más profundo respeto a la Constitución de la República y a las leyes que de ella emanen, y a las autoridades que legalmente habitan”.

Con esta reflexión —extraída de la tesis “recepcional” sobre el general Joaquín Amaro Domínguez, creador del Ejército moderno mexicano— el pasado jueves ingresó el general Salvador Cienfuegos Zepeda, secretario de la Defensa Nacional,  como académico de número, a la Academia Nacional de Historia y Geografía.

Sin duda, Cienfuegos suma otra estrella a su impecable trayectoria.

Hay que reconocerlo.

¿Alguien lo duda?

jibarrolals@hotmail.com

@elibarrola