Cadena de mando

¡Misión cumplida!

La efectividad de las fuerzas armadas nuevamente fortalece la institucionalidad del país ante el mundo. Se suma, en este operativo de la recaptura de Joaquín Guzmán Loera, la coordinación de la Policía Federal, lo que sin duda fortalece también a la Segob ante el país y con el propio presidente Peña Nieto.

Nuevamente la misión se cumplió. Vuelve a ser impactante la recaptura, a pesar de que la fuga de julio dejó muy mal al gobierno, por lo que ahora no debe escatimarse que el operativo conjunto para reaprehenderlo fue todo un éxito. Está vivo, está bien físicamente y, sobre todo, ya está detenido y de nuevo el gobierno puede presentarlo al mundo; en el éxito se demuestra que Ejército, Marina y Policía Federal pueden coordinarse para sobrepasar a las voluntades que logró comprar El Chapo para salirse del penal que, se supone, es el de mayor seguridad en todo el país.

Especular sobre si el destino del delincuente será la extradición o sobre dónde se le va a recluir para que no vuelva a escapar todavía no es necesario. El análisis que se debe generar es sobre cómo obstaculizar cualquier intento de que un hombre pueda empoderarse tal y como lo hizo Guzmán Loera.

Debe aprovecharse la experiencia de los militares de tierra, mar y aire respecto a las estrategias y acciones para desarrollar operativos de esta magnitud.

Sin lugar a dudas el gobierno tiene mucho que festejar.

Salvador Cienfuegos y Vidal Soberón deben sentirse satisfechos; refrendan ante el presidente que sus planes son correctos, pero sobre todo siguen demostrando a la sociedad la importancia de seguir confiando en las fuerzas armadas.

Un aspecto importante a destacar en este logro es cómo soldados y marinos no buscan los reflectores para uno o para otro. La suma de capacidades y habilidades tanto del secretario de la Defensa como el de Marina es un arma en la que Peña Nieto sabe que puede utilizar para el provecho colectivo.

La urgente necesidad por fortalecer la seguridad pública en todo el país sigue siendo la misiva. Están nuevamente los focos encendidos y es previsible que a pesar de que ha terminado una era con la detención del Chapo, su grupo se rediseñará y, con ello, debe tenerse cuidado de las reacciones violentas que se generen en esa recomposición.

Ojalá y sigan escuchando a los militares.

Cabo de Guardia

A Renato Sales hay que sumarle otro punto a favor.

Ha demostrado liderazgo, proyecto y, sobre todo, la intención por crear una Policía Federal verdaderamente adecuada a las necesidades del país.

jibarrolals@hotmail.com
@elibarrola