Cadena de mando

¡Industria militar!

La dinámica de las fuerzas armadas del mundo es la autosuficiencia en el ámbito de su industria militar. En su gran mayoría, los ejércitos producen en sus países aviones, armas, municiones, equipo táctico y, en suma, las necesidades para desarrollar a cabalidad sus operaciones militares.

La industria militar mexicana cumple sus primeros 100 años. Poco o nada se sabe del impacto positivo que tiene en nuestro país esta actividad.

El primer obstáculo que enfrentó Venustiano Carranza al formar el ejército constitucionalista fue no contar con los pertrechos de guerra propios para enfrentar a sus enemigos. En aquel entonces compró cartuchos que fueron conocidos como "salvadores", y no porque salvaran a las tropas de Carranza, sino porque eran del El Salvador, país al que se le intercambió un sistema de telefonía y varios tranvías por los "mentados" cartuchos.

Desde el inicio de su administración y mando, el secretario de la Defensa, Salvador Cienfuegos, emprendió un proceso de modernización y autosuficiencia de la industria militar nacional. Como ejemplo, uno de los retos es lograr que en 2018 —de manufactura y tecnología mexicana— estén, en la Escuela Militar de Aviación, en el aire un avión biplaza y dos experimentales para adiestramiento básico de vuelo.

A 100 años de su creación, la industria militar al frente del general de División D.E.M. Genaro Fausto Lozano produce el fusil FX-05 (calibre 5.56 mm), cuyo cañón era de procedencia extranjera. Ya se fabricó el prototipo de este cañón con éxito, con lo cual, la producción del fusil es completamente mexicana. También, para 2018, se tendrá un cohete de práctica (calibre 50 mm) tierra-aire, con un lanzador de siete bocas, con lo que se artillarán las aeronaves del ejército con insumos nacionales.

Otro ejemplo es la fabricación de 50 vehículos tácticos (blindados) para el combate a la delincuencia.

El objetivo principal de Sedena ha sido revalorar a los proveedores nacionales que surten a la institución. Se ha eliminado a los intermediarios, con lo cual los ahorros han sido significativos y, de ahí, fomentar y promover a la industria nacional.

Con el traslado a Veracruz de las instalaciones de la industria militar, muchos proveedores mexicanos serán beneficiados.

Cabo de Guardia

En el mismo sentido la semana entrante, la Secretaría de Marina botará en el puerto de Tampico la patrulla naval Tulum, de manufactura mexicana.

La Dirección General de Construcciones Navales de la Armada, que dirige el almirante SIA. I. Nav. José Antonio Sierra Rodríguez, fue la encargada de su diseño y producción.

Semar no solamente construye embarcaciones navales, sino que también construye y da mantenimiento a embarcaciones civiles.

jibarrolals@hotmail.com
@elibarrola