Cadena de mando

¡Saber, querer y poder!

Una de las preguntas que más he recibido esta semana es sobre la posibilidad de que el Ejército mexicano intervenga directamente contra los maestros de la CNTE, quienes tienen en un "brete" a Oaxaca, Chiapas, Michoacán y, ahora, avenidas de la Ciudad de México.

La respuesta definitivamente es ¡no!

Lo que buscan estos "insignes" maestros del pueblo bueno es desestabilizar al "mal gobierno". La reforma educativa les vale "madre"; es solo un pretexto, donde ya buscan involucrar a las fuerzas armadas en el tema. A lo mejor hasta se les hace documentar en video un "muertito" a manos de militares.

Por otro lado, el sentir de mucha gente es que ya se debe aplicar la ley sobre quienes no les interesa el derecho de los demás, es decir, "romperles la madre" a los que bloquean las entradas de las ciudades, a quienes no permiten que haya abasto de productos básicos, gasolina, etc.

Y entonces, ¿por qué los militares no son quienes ponen orden?

Muy simple, el gobierno tiene todos los elementos legales, de infraestructura y humanos para poner fin a este problema, sin necesidad de utilizar a los soldados.

Suponiendo, que los militares entren al conflicto, la solución del mismo bajo ese medio, dejaría muy mal parado al secretario de Gobernación y, una vez más, quien se llevaría el reconocimiento sería el de la Defensa Nacional.

Los violentos que existen dentro de la CNTE —son muy pocos, en comparación con el grueso del movimiento— están más que identificados; el problema es que nadie quiere pararlos.

Así, ¡imposible!

Cabo de Guardia

Saber, querer, poder es el lema del Centro de Estudios Superiores Navales, del cual ayer se graduaron los nuevos doctores en Seguridad y Defensa Nacional y los nuevos maestros en Seguridad Nacional, Administración Naval, Seguridad de la Información y Ciencia Política.

En esta ceremonia de graduación el secretario de Marina reconoció la importancia de que los militares se capaciten al nivel que el Cesnav ofrece y no solo a integrantes de las fuerzas armadas, sino también a funcionarios del gobierno federal y militares de otros países. Todo en función de la seguridad nacional y la geopolítica.

Muchas felicidades a todos los graduados.

Tres de Diana

Mención especial a la segunda generación del doctorado en seguridad y Defensa Nacional, compuesta por los almirantes José Luis Vergara Ibarra, Luis Gerardo Alcalá Ferráez, Octavio Trejo Hermida y los generales Guillermo Almazán Bertotto y Luis Rodríguez Bucio.

Sin duda, es muy importante para el país contar con soldados de tierra y mar con el nivel de preparación alcanzado por estos almirantes y generales.

¡Enhorabuena!

jibarrolals@hotmail.com
@elibarrola