Cadena de mando

Ejército mexicano

A Juan Pablo, mi hijo, que acaba de nacer.

 

Inmejorables, por oportunos, los discursos pronunciados por el presidente Peña Nieto y por el general y secretario Salvador Cienfuegos, con motivo del 102 aniversario del Ejército mexicano. En el Presidente, regresó la claridad de que al Ejército es mucho más prudente reconocerle sus esfuerzos, que poner a prueba el significado real que tiene para los mexicanos. En el secretario de la Defensa, se reforzó el mensaje claro e integral que les recordó a propios y extraños que la legalidad es antes que todo y que, así como se castiga el abuso de los militares, también se protegerá con toda la legalidad los derechos de los soldados mexicanos cuyos derechos sean violados.

Cada aniversario del Ejército surge para unos la interrogante de hasta dónde son partidistas las fuerzas armadas mexicanas. Para otros —los más— se reconoce el apoyo que brindan a la ciudadanía en todo momento. Por eso, en su mensaje del 19 de febrero en el Campo Marte, el secretario de la Defensa afirmó que para los militares de las tres fuerzas no existe el afán de violentar el derecho de las personas, así como tampoco el de violentar el estado de derecho.

Salvador Cienfuegos Zepeda insistió en que el origen del Ejército mexicano es eminentemente popular, y que este origen es el que le hace buscar la cercanía con la sociedad y actuar en favor del bienestar colectivo.

El alto mando militar recordó a los asistentes al evento que, con respeto, los soldados mexicanos se adhieren al sentir de cada familia que ha sufrido la pérdida de un ser querido, sentimiento que se une también a la pérdida de cada mexicano, que incluye a los soldados que han perdido la vida o han sufrido alguna lesión incapacitante.

Pocos se preguntan qué pasaría si tuviésemos otra clase de fuerzas armadas. Un Ejército, una Marina Armada y una Fuerza Aérea que respondan contra la gente que los agrede, como sucedió ayer en el cuartel de la 35 Zona Militar en Chilpancingo.

Un ejército que responda legalmente contra quienes lo acusan sin prueba alguna.

Cabo de Turno

Gracias eternas a Andrés y a Guillermo por su amistad y su cariño.

Gracias a Manuel Quirarte y a Luis Francisco García por su experiencia y por su entrega a la medicina y a la carrera de las armas.

Tres de Diana

Mi más sincera felicitación al almirante de C.G. DEM Luis Gerardo Alcalá Ferráez, por su designación como jefe del Estado Mayor General de la Armada.

 

jibarrolals@hotmail.com

@elibarrol