Reseña

Nuestro competitivo futbol mexicano

No tengo dudas; nuestro futbol con extranjeros incluidos, deficientes muchos de ellos, es altamente competitivo, no es irregular o deficiente. Nos podrá asombrar que al día de hoy estén fuera de foco, lo que significa lejos de calificar, Tigres (líder general el torneo pasado) Atlas (lugar 3 en mayo) Pumas (posición 7 hace un semestre) y Monterrey, colado a la liguilla pasada. Toluca y León no son ninguna sorpresa hoy; andaban con sus vacas flacas compitiendo contra mejores en el Clausura 13.

¿Qué sucede realmente en nuestro futbol? Externado y explicado está pero va de nuevo. Existen 13 equipos con amplio presupuesto, y eso los involucra (necesariamente) a estar bien una vez cada tres torneos. Aquí está la clave. A partir de ahí es conveniente entender. Los que en un torneo anduvieron batallando, se reordenan tres meses después porque no están a merced de la pobreza.

Atlante, Atlas, Querétaro (sorprendente todo este año) Puebla, y un poco Chiapas, son equipos desprotegidos del dinero. Los demás tienen dólares para competir siempre y cuando sepan administrar. Lo maravilloso de nuestro rico futbol es que tenemos 13 (trece) equipos grandes. No nada más cuatro, tres capitalinos y un “jalisquillo” hoy en desgracia, como los jilgueros tradicionales dicen. Aquí está lo majestuoso y fastuoso de nuestra realidad mexicana. Lástima, mucha lástima, que esto no se refleja en la Selección Mexicana.

El Tricolor, dando tumbos y mal armado, con seria falta de generación de futbol, no es capaz de ganar un partido porque carece de la creación suficiente para poder anotar un mísero gol. Los dueños, directivos, patrocinadores y prensa nacional le apuestan a la mercadotecnia que vaya a generar futbol; y no es así. Hoy deben estar convocados jugadores como Juan Pablo Rodríguez, Rodolfo Salinas y Juan Carlos Medina. Los tres son eficientes y rendidores; y no los tres extranjeros cuya calidad es duda fatal. Por eso no progresa nuestro futbol que es muy competitivo a nivel de clubes.