Reseña

Ganar 7 partidos consecutivos

El segundo lugar general que ostenta Santos con mucha dignidad (más un partido por jugar) da la suficiente confianza como para solicitarle algo complicado e insólito. Lleva tres partidos seguidos ganados (Morelia, Pumas y Monterrey) y se le avecinan cuatro rivales a modo: Atlante, Chivas y Chiapas, de visita, y luego Veracruz en casa. ¿Será capaz Santos de ganar 7 partidos consecutivos?

La pregunta junto a la respuesta, es prematura, real, tiene su dosis de exigencia pero también es factible que se responda afirmativamente. La capacidad futbolística del sub líder de la competencia ofrece ciertas propiedades que lo hacen merecedor a creer en su fortaleza. No ha perdido de visita y si jugará 3 partidos seguidos fuera de casa (y en una semana) los rivales se antojan para doblegarlos. Además, las plazas que visitará, agradan y hacen sentir bien a los laguneros.

La historia de los torneos cortos muestra cosas insólitas respecto a saber ganar consecutivamente 5 partidos. Santos lo ha hecho en varias ocasiones. Ganar 6 seguidos, ya no es simple pero hay quienes lo han logrado, hecho que los destaca. ¿Alguien ha ganado ocho veces seguidas? Afirmativo: América en Verano 97, Veracruz en Apertura 04 y Chivas en Clausura 10. Hoy se le presenta a Santos la grandiosa oportunidad de ganar 7 juegos seguidos. Aunque no es fácil, parece alcanzable.

Este tema no se ofrece como búsqueda de morbo o intriga descarada. Es una posibilidad que se transforma en exigencia porque las virtudes del actual Club Santos están a la vista y obvio que puede lograr tal hazaña. Ir a Atlante, Chivas y Chiapas en lapso de una semana completa, y luego rematar aquí al Veracruz, por viajes, tendencias y cansancio, suena imposible, pero las novedades suelen presentarse tomando riesgos congruentes que conduzcan a la victoria. Santos tiene la palabra de poder ganar o no, 7 partidos seguidos.