PAISAJES DE LA MEMORIA

La novela mexicana en los últimos años

Más que nada y sólo por asuntos meramente comerciales, Cristina Rivera Garza (autora de una excelente investigación sobre La Castañeda), enlistó una serie de nombres y ediciones, sin ningún rigor ni argumento de por medio, y decidió presentarlos en el extranjero como las grandes novedades de la narrativa mexicana.

Me he puesto al día leyendo las biografías de los autores ahí propuestos. En su momento, si no tiendo al error, lo escribí en estas mismas páginas y hablé de la pobreza de una selección de títulos más que desconocidos e inadvertidos.

Es muy cierto, para su descargo y justificación, que toda lo que elige quien realiza una antología de voces, lo hace siempre en la misma proporción a lo que desdeña o rechaza, es decir, al gusto (subjetivo) personal.

La novela mexicana tuvo su auge en los autores que comenzaron a publicar en los años cincuenta, mismo auge que alcanzó con un Daniel Sada, por ejemplo, a finales del pasado siglo.

¿Por qué poner e imponer límites temporales a la novela que se escribe en México? ¿Por qué (como si de Nike se tratara) preferimos lo comercial a la calidad?

Lo entiendo a medias y sé que el fenómeno es complicado.

Cuando me propuse la tarea de colaborar con Guillermo Samperio en lo que él llamó el rescate de obras que nunca fueron reeditadas en los años del boom de los talleres literarios, surgieron muchos autores que ahora (he asesorado tesis al respecto), son referencia obligada de la literatura en México y aparecen en el Diccionario que trabajó meticulosamente la maestra Aurora Ocampo en la UNAM. El proyecto de Samperio me imagino que aún lo continúa.

La gran novela actual en nuestro país, salvo excepciones (hablé de Daniel Sada y remito a mis lectores a Enrique Serna y a Paco Ignacio Taibo II) aún no se ha escrito.

No sé si sea sólo tema de moda pero La Razón, en las páginas de su suplemento cultural, cayó en la misma ambigüedad de Rivera Garza: en su más reciente número (sábado 27 de junio) publica lo que Alejandro de la Garza llama “Los nuevos narradores (2000-2015) / Panorama de la literatura mexicana”. Sin embargo, hay que señalarlo, es un simple recuento de una preferencia muy personal.

En una de sus últimas visitas a Puebla, Daniel Sadame dijo que cuando le preguntaban por la literatura que se escribe ahora, él sólo respondía lo siguiente: Fuentes escribió “La región más transparente” a los treinta años. Expresó mucho, lo dijo todo.

jgsampe@yahoo.com.mx