PAISAJES DE LA MEMORIA

Día de muertos y violencia cotidiana

Una semana complicada esta que estamos dejando atrás. No sé, o no lo había advertido tan nítidamente, cómo llego al sur la costumbre de imitar a los norteamericanos en las actitudes que toma la gente para conmemorar a los muertos. Yo, acostumbrado a ahuecar una calabaza para colocarle los ojos más grandes y la sonrisa de un solo diente alumbrada por una vela interior, me quedé inauditamente sorprendido al presenciar tanto ajetreo en los bulevares y en el Centro Histórico de la ciudad. Diríase que, mientras pasaban los desfiles, todo se inmovilizó.

Pero hay una violencia que envuelve a la vida cotidiana y esa sigue quedándose en las pantallas del televisor o más allá de la puerta sin que nadie se atreva a hacer nada. Pero hablaba de los festejos de día de muertos.

¿Desde cuándo el sur está tan “agringado”? No lo advertí hasta hace muy pocos años.

Hay infinidad de historias cuyos argumentos se desarrollan el Día de Muertos. Y hay muchos fantasmas actuando en medio de aquello que un viejo amigo periodista llamaba “las gringadas”.

José Luis Ibarra Mazari, el cronista de la radio, opinaba que a veces los latinos tenemos el don de la imitación irracional. Luego se él, dándose cuenta de sus errores expresivos, meditaba y se corregía para sí: “es seguro que toda imitación es irracional”. Esto último no lo sé.

Recorrí varias partes del centro de Puebla en este pequeño puente: el zócalo, la Casa de la Cultura, las galerías del H. Ayuntamiento, etcétera. Más de lo mismo. Revisé en mis notas anteriores y rescaté una crónica que escribí sobre el día de todos los santos para una revista del DF hace años. Está bien: única diferencia: hace años no se sentía tanta violencia revoloteando como los pájaros debajo de las nubes.

Nos olvidamos de todo un rato, festejamos a la muerte y vemos coloridas estampas y escuchamos canciones sobre el tema. Debo regresar, el año próximo, a ahuecar mi propia calabaza sin olvidarme de toda esta violencia. Lo otro es mejor no explicárselo: el sur del país es “una gringada” el Día de Muertos.

jgsampe@yahoo.com.mx