PAISAJES DE LA MEMORIA

Dejen en paz al poeta

Si los informes que leí en los medios no me fallan, mañana viernes se estarápresentando, en el marco de la Feria Nacional del Libro que organiza la BUAP, a través de Fomento Editorial, un libro póstumo del maestro Gilberto Castellanos.

Incongruente me ha parecido que los organizadores, considerando a Gilberto Castellanos un poeta serio -autor de "El Mirar del Artificio"- hayan permitido que un pelagatos hable, a la manera del peor del peor de los Cantinflas, acerca de su obra.

Callarme me convertiría en cómplice, se lo he dicho a los amigos cercanos de G. Castellanos que se han manifestado indignados en las redes sociales.

Conocí y respeté al poeta G. Castellanos cuando entré al taller literario que impartía Miguel Donoso Pareja. Él era entonces un funcionario cultural.

Y todo estaría mejor si se hubiesen invitado a un verdadero crítico conocedor de la poesía del también pintor Castellanos.

Él fue, además y ahora lo recuerdo, el creador de un programa llamado "Un domingo un poeta" y ahí tuvieron el foro y la oportunidad de expresarse un considerable número de escritores que, por si no fuera poco, tenían un público cautivo en la sala Luis Buñuel de la Casa de la Cultura.

No entraré en detalles, pero sí deseó resaltar los excesos de quienes han seguido abusando hasta el cansancio de la figura y la obra del poeta. Es hora de que lo dejen en paz.

Mañana entonces estará esparciendo su sabia crítica poética el advenedizo que busca acomodo burocrático en el IMAC, olvidándose que en el 2010 publicó y gritó a los cuatro vientos su famosa consigna "Mi voto por el PRI". Así como hay terrenos con la advertencia "Alto voltaje", éste famoso personaje debería llevar un cintillo con la leyenda "Alta traición".

Alguien debería informarle estas cosas a la directora del IMAC.

A manera de las perlas japonesas de Nikito Nipongo, vean lo que escriben los críticos de G. Castellanos: "crea insólitas imágenes refulgentes que son criaturas poéticas con vida propia. Su universo, en el que brevemente vivimos mientras lo leemos, es infinito y es autosuficiente"/"la sinestesia se desliza y se camufla entre las páginas. Cada poema víbora que constriñe la mirada para obligarla a oír". Cantinflas envidiaría estas frases.

¿No podrían dejar ya de hablar de esa manera del poeta Castellanos?

Dejen de usarlo, priistas de sepa, para su autopromoción.