PAISAJES DE LA MEMORIA

Adiós, SOGEM

En materia cultural, la nueva administración del H. Ayuntamiento comienza errática. No debería ya ser motivo de reflexiones, ni debería sorprender a nadie este asunto. Las instituciones son caprichosas y ahora entiendo más los proyectos que han nacido y crecido al margen de la burocracia.
A veces aún hay voces que lamentan que una administración termine con aquello que se había construido. Pasan los años y se vuelve a lo mismo: triunfan los caprichos, las imposiciones, etcétera.
Lejos de las instituciones oficiales que hacen la cultura, los proyectos independientes son más sanos.
Puedo entender entonces los caprichos institucionales, lo que no entiendo (a veces) es por qué se elige a las personas menos idóneas para delegar cargos importantes.
Supimos que la escuela de escritores que depende del Ayuntamiento será coordinada desde ya por alguien que no tendrá la capacidad de conservar ni a la planta docente ni a los pocos alumnos que seguían tomando el diplomado.
Un dato: la SOGEM (si me equivoco díganmelo), no se maneja de forma independiente: responde a un proyecto y a unos lineamentos generales. No sé exactamente cuántos estados de la república la conservan bajo estos acuerdos pero deben ser contados.
Aquí llegó (no para quedarse) cuando el gobierno de Manuel Bartlett firmó un convenio con la BUAP y con el dramaturgo José María Fernández Usáin en aquel momento director general de la escuela de escritores.
Luego ya no más: se cerró la escuela. Y después regresó bajo el auspicio del ayuntamiento.
Sus altibajos han sido notables: los maestros que inicialmente visitaban la SOGEM dejaron de hacerlo y se sustituyeron por expertos de la localidad. Tengo entendido que la matrícula había disminuido drásticamente.
Y cuando las cosas mejoraban cambia de rumbo la administración cultural y llega a dirigir la escuela de escritores (seguro la convierte en una imitación de la de Jorge Ortiz de Pinedo y la maestra Canuta) un burócrata que sólo se la pasa en los cafés del centro a un celular pegado.
¿Para qué le va a servir la SOGEM al nuevo coordinador? Aún tiene mucho que auto promoverse.
Veremos, en esas manos, cuánto perdura esa escuelita.
No le veo mucho futuro.