El Quijote Empresarial

Por fin, un hospital de especialidades en Reynosa

No cabe duda que en esta región de Reynosa estábamos ávidos de contar con un Hospital de Especialidades de tercer nivel y con una categoría contundente en espacio y calidad. En un proceso de más de seis años se realizó el trabajo por medio de dos sectores como el obrero y patronal para etiquetar los recursos para este importante y necesaria obra de salud.

Esto, con una labor perseverante por parte de la Federación de Trabajadores de Reynosa y la Confederación Patronal de la República Mexicana Reynosa como iniciadores en este proyecto, uniéndose todas las cámaras empresariales de esta ciudad.

Ahora observamos esta magna obra que no solo dará servicio a Reynosa, sino también a San Fernando, Río Bravo, Valle Hermoso, Matamoros, y toda la zona de la Carretera Ribereña hasta Ciudad Mier.En los interiores del inmueble nos damos cuenta que está hecho “con toda la mano” como coloquialmente decimos, y que sin duda será de suma importancia para el bienes-tar de todos los trabajadores en esta región.

Es por esto que todos los sectores estamos de manteles largos para que el domingo 15 de diciembre se entregue por parte del constructor, el cual ya cuenta hasta ahora con el 99 por ciento de la edificación, faltando solamente detallitos finales para su conclusión.

Ahora lo que tenemos que atender es conseguir al personal médico, enfermeras y el personal administrativo correspondiente para operarlo. En días pasados se volvió a instalar el Comité de Apoyo al Instituto Mexicano del Seguro Social por medio del sector obrero y patronal con el fin de resolver problemas que se presentan con los derechohabientes y darle seguimiento para que se realice el etiquetado de los recursos para operar la institución así como revisar los procesos de licitaciones y la operación del mismo.

Hoy sabemos que no podemos dejar trabajar solos a nuestros servidores públicos, sino como sociedades comprometidas con las instituciones, trabajadores y empresarios debemos dar nuestro tiempo, habilidades, experiencia y recurso humano para que podamos contar con verdaderas instituciones que brinden calidad en servicio y atención a todos quienes los necesiten, pues todos a la vez  aportamos para que sea así. ¡Seguimos cabalgando!