El Quijote Empresarial

Nuevas esperanzas 2015

Primeramente estas líneas del 2015 de su columna El Quijote Empresarial es para desearles a TODOS un año lleno de esperanzas, armonía y sobre todo salud y paz, y como bien decimos cada inicio de esta época, los buenos deseos están a la orden del día.

Cerramos un año en donde las expectativas se fueron al cielo, creyendo que con las reformas estructurales estábamos solucionando todos los problemas de nuestro querido México, sin embargo no fue así y eso era algo normal puesto que no solo son decretarlas sino ponerlas en práctica y sobre todo que actúen como tales para los beneficios que fueron promulgadas y así nos la llevamos todo el año. Pero el empresario y la sociedad empezó a sentir los efectos de una reforma fiscal más recaudatoria, que poco ayudó al beneficio para desarrollo y crecimiento de empleo, tuvo que preocuparse por actualizar sus sistemas administrativos internos para cumplir con todas las disposiciones fiscales así como capacitación de todo su personal, inclusive comprando más equipo con nuevas tecnologías. Todas esas modificaciones fue inversión que tuvieron que hacer las empresas para estar a la altura de la nueva reforma fiscal, pero no olvidemos también los pagos de Infonavit, Seguro Social, etc… en fin. Este año 2014 el empresario tuvo que estar con el contador casi de hombro a hombro restándole más tiempo para pensar en cómo atraer mas inversión y empleo para la sociedad, además enmarcado por graves eventos sociales en caso de los normalistas y todo lo ya sabido. En fin, la experiencia del pasado nos dice que debemos tener más herramientas para afrontar el presente; para obtener provecho ahora a estas reformas que ya tenemos necesitamos actuar cada uno de nosotros en sus regiones para hacerlas efectivas, no esperar a que me lleguen las oportunidades, tenemos todos que ser dinámicos y contribuir para generarlas, solo les pedimos a nuestros gobernantes que nos ayuden a tener condiciones para conformar los proyectos, puesto que si nos exigen que la sociedad y empresarios cumplamos con todas las disposiciones, pero ¿ellos lo están realizando? Es una pregunta que cada quién tiene una respuesta, y por supuesto cada uno tendrá la mejor forma de solucionarlo. El reto para este 2015 como he escuchado casi todos los años nuevos de mi vida, es seguir haciendo equipo todos para llevar a mejor cauce el futuro de nuestro país. Creo que como persona necesitamos crecer más como ser humano en valores, educación y sobre todo con más sentido común que cada vez más siento yo, lo estamos perdiendo. Bueno, esto ya empezó, hoy es el primer día, pongamos todo nuestro esfuerzo y dedicación que sumara para una nueva esperanza de los siguientes 364 días. ¡Y seguimos cabalgando!