El Quijote Empresarial

Llegaron tiempos electorales

Empezamos a vivir un proceso electoral muy importante para todos los mexicanos, hoy en día los partidos políticos empiezan a definir sus aspirantes y afinar las estrategias de sus plataformas políticas para sus campañas.

Es responsabilidad de cada uno de nosotros que estos procesos se realicen correctamente y por supuesto que confiamos en que el Instituto Nacional Electoral y las autoridades en sus tres órdenes de gobierno podrán y sabrán conducir y garantizar que se lleven a cabo las elecciones en todos los lugares y que se hagan con gobernabilidad y transparencia plena.

Sin duda alguna hemos visto los jaloneos internos de los partidos políticos entre sus integrantes para obtener a sus pre-candidatos o ya en algunos casos definir estos mismos; los ciudadanos lo que solicitamos es que los candidatos que entrarán en la contienda por elección popular o los que van como plurinominales tengan realmente vocación de servicio y puedan ser los representantes de los ciudadanos; es sumamente importante que puedan empaparse de todos los temas de interés en sus regiones y también en el ámbito nacional, ya que de esto depende el fortalecimiento y el desarrollo de todo nuestro país.

En tiempos pasados la experiencia nos marca que los aspirantes acuden a los diversos foros ciudadanos y empresariales en donde llevan sus propuestas como tales; creo que los tiempos han cambiado, ahora somos la sociedad civil organizada quien cuenta con las necesidades y las propuestas que tenemos que trabajar como agenda.

Es necesario que se sienten a escucharnos primeramente y que revisen sus puntos a proponer, para que puedan incluir las de los ciudadanos que al final sería las que debieran valer ya que ellos serán nuestros representantes ante la máxima tribuna en donde se toman las decisiones del país e influyen en cómo se caminará el futuro de todos los mexicanos.

Si hemos revisado los estatutos de todos los partidos políticos, vemos que es extraordinaria su misión para los que fueron creados, y una de estas es estar cercanos a todos los ciudadanos, pero en la realidad solo lo vemos muy marcados en tiempos electorales; si esto sucediera siempre no tendrían que invertir millonarias sumas para las campañas políticas, solo nos definiríamos por el candidato el cual contara con más argumentos para desempeñar mejor su labor.

Tampoco se vale candidatos que usen el cargo para trampolín a otro puesto en el siguiente año electoral.