Emprendiendo con sentido humano

El reto para la empresa tamaulipeca

La mercadotecnia digital es una estrategia empresarial que consiste en mantener un contacto interactivo con los clientes actuales y futuros de una empresa utilizando canales de comunicación digital.La interactividad representa una característica clave en la mercadotecnia digital. A través del uso de canales interactivos el empresario tamaulipeco podría planear, realizar y controlar esfuerzos de mercadotecnia tales como promociones para estimular la compra en el corto plazo, publicidad para posicionar la marca, diseño y envío de mensajes para dar a conocer precios o puntos de venta, demostración de uso del producto o resultados de un servicio o iniciar programas de relaciones públicas que promueven la imagen de la empresa en la comunidad.

Es la interactividad de los canales digitales el elemento que permite el contacto sea de la empresa al cliente y a la comunidad o del cliente y de la comunidad hacia la empresa.Los teléfonos inteligentes, el envío de SMS, el uso de redes sociales, la redirección a páginas Web, la creación de blogs con contenido de interés, el acceso a canales de video para demostrar aplicaciones, el envío de correos electrónicos para recordar una promoción de ventas y el uso de aplicaciones útiles para dirigir a los clientes hacia un compra de interés; entre otros, son ejemplos de canales de comunicación digital.Actualmente hay ya muchas empresas tamaulipecas que han invertido recursos en realizar actividades de mercadotecnia digital; la recomendación es que toda empresa dirija en forma intencional y muy profesionalizada esfuerzos en este sentido. El uso de canales digitales ha cobrado importancia como resultado del cambio que se vive en el comportamiento de los consumidores.

La empresa debe hoy considerar una mezcla de esfuerzos interactivos para complementar la comunicación no interactiva; diseñando un contenido de los mensajes muy atractivo para que se despierte el interés del cliente y se aumente la efectividad. La planeación y el control de los esfuerzos de mercadotecnia sean o no digitales sigue siendo el punto de partida de una estrategia de comunicación pensada y dirigida a los clientes. La falta de planeación, de control o de ambos aspectos auguraría resultados de efectividad cuestionable y difíciles de replicar en caso de ser exitosos.