Emprendiendo con sentido humano

Pensar en grande hace la diferencia

Limitar nuestro pensamiento en el proceso que seguimos para la generación y desarrollo de ideas de negocio sin duda resulta en limitar a las ideas mismas y a todas las posibles alternativas de desarrollo de negocios exitosos que pudieran atender gustos y necesidades de clientes no solamente en Tamaulipas o en México, sino en el mundo.

La competencia internacional plantea a los emprendedores mexicanos no solo retos, sino además grandes oportunidades de ofrecer a clientes localizados en cualesquier parte del mundo productos, servicios e ideas innovadores apoyados en el uso de tecnologías de información.

Para hacerlo, sin embargo, no basta con pensar en grande para generar ideas de negocio diferenciadas; es preciso pensar en grande también para plantear la forma en que deberemos desarrollar el proceso que lleve a esa gran idea al mercado. Esto es, un modelo de negocio diferenciado.

Actualmente, podemos encontrar en el mundo jóvenes que están trabajando de forma colaborativa en generar ideas y modelos de negocio innovadores y diferenciados de alcance mundial a través del uso de Blogs en los que solicitan y reciben apoyo de otras personas para complementar sus ideas desde la perspectiva de una visión globalizada. La colaboración está siendo una forma innovadora de generar y desarrollar ideas y modelos de negocio de alto impacto.

Cuando en nuestra incubadora de empresas en el Tecnológico de Monterrey nos preguntan sobre los elementos que como mínimo debieran de tener las ideas y modelos de negocios para considerarlos de alto impacto, nuestra respuesta es antes que nada diferenciación; además de un mercado global, tecnologías de información que soporten la entrega del producto, servicio o idea; escalabilidad o potencial para que sus ingresos crezcan más rápidamente que sus costos, sustentabilidad que contribuye positivamente con las conservación del medio ambiente; además de un impacto social significativo en la comunidad y país en el que operan,  lo que sin duda permite al empresario acceder a fuentes novedosas de financiamiento.

El pensar en grande generando ideas y modelos de empresas de alto impacto sostenibles y escalables es y seguirá siendo muy significativo en nuestro estado y en México por su gran efecto en el desarrollo económico y en la generación de empleos.