Emprendiendo con sentido humano

Industria de la transformación

México sigue ofreciendo excelentes oportunidades para emprender. La industria de la transformación,incluyendo manufactura y construcción, representó en 2014 el 33% del PIB y actualmente presenta opciones altamente atractivas para el emprendedor,  siempre y cuando la innovación sea el ingrediente diferenciador clave.

El emprendimiento en la industria de transformación incluye no solo iniciar nuevas empresas, sino también el buscar la excelencia operacional en aquellas empresas que ya se encuentran produciendo, ofreciendo servicios y vendiendo.

Algunas ideas detonadoras de innovación en el mundo empresarial de la industria de la transformación incluyen  diversas posibilidades,tales comoreducir la estructura de costos con la que actualmente opera una empresa,poner en práctica ideas de mejora que han pasado por la mente del empresario, así comoatender a nichos específicos de mercado cuyos gustos, preferencias o necesidades no están siendo debidamente satisfechas. También es posible innovar a través de la fabricación de productos que se operan con éxito en otras localidades similares,implantar otras novedades que se presentanen diversos lugares del mundo ocambiar procesos que facilitan la entrega de un servicio o que fomentan la prestación de un servicio más efectivo.La inversión en actividades de investigación y desarrollo de productos, que capitalizarán el esfuerzo en el mediano o largo plazo,también representa oportunidades de innovación que permiten a la empresa mantener un enfoque hacia resultados positivos en un futuro. Asimismo, la aplicación de tecnologías de información puede producir alternativas de innovación empresarial en la industria de la transformación generando valor agregado para la empresa.

Indudablemente que la industria productiva presenta retos,si se considera el entorno actual relacionado con la baja en el precio internacional del petróleo,  sin embargo, el hecho de que los emprendedores sean proactivos, innovadores y persistentes ayudará en el corto y el mediano plazo al crecimiento de la industria de la transformación en México. El liderazgo empresarial es el factor clave que puede influir de forma significativa en una mayor generación de empleos, mayor rentabilidad y mayor crecimiento económico.