Opinión

Una sólida alianza entre Banco Mundial y Sedesol

Esta semana se ha firmado un crédito por 350 millones de dólares que el Banco Mundial otorga a México para apoyar las acciones en contra de la pobreza, en lo que representa otro avance del gobierno federal.
 

Desde 1997 el Banco Mundial (BM) y el Gobierno de la República, a través de la Sedesol, han establecido una sólida alianza, con un objetivo en común: combatir de raíz la pobreza en México.

Como parte de las acciones realizadas en conjunto para lograr este fin, esta semana se ha firmado un crédito por 350 millones de dólares que el BM otorga a México para apoyar las acciones en contra de la pobreza. En este marco debemos hacer dos precisiones para entender por qué la importancia real de este préstamo.

La primera es que si bien siempre los recursos en un objetivo tan noble como lo es combatir la pobreza, carencias y vulnerabilidad de los que menos tienen, son escasos y por tanto allegarnos de otras fuentes de recursos es importante para lograr metas en el corto plazo, quizá es más importante contar con el respaldo y el conocimiento técnico de una institución que puede ayudarnos en nuestro país a enfocar mejor nuestros procesos para no desviarnos de nuestros objetivos.

Este préstamo nos asegura que estamos llevando acciones de la mano con un organismo que por años ha recogido experiencias del tema en todo el mundo.

El apoyo del Banco Mundial a México va más allá del crédito, si bien estos recursos han sido históricamente valiosos, lo más valioso que aporta es el conocimiento que comparte con los mexicanos el cual además de la teoría, es práctico, con recomendaciones que inciden en la política pública que se está atreviendo a cambiar el país.

La segunda va en el sentido de que México también ha generado un conocimiento importante en el tema de erradicar la pobreza y con los cambios anunciados con el programa Prospera, el BM está muy interesado en ser parte de este esfuerzo.

En este sentido, JimYong Kim, Presidente del Banco Mundial, señaló que “México es un líder mundial en la protección social”, y especialmente ahora, con la visión de Prospera, con el que más servicios gubernamentales están a disposición de los pobres.

La visión de nuestro país en el mundo es otro de los puntos que resalto el mandatario al señalar que “los países alrededor del mundo los ven a ustedes, México, como una fuente de ideas para ayudar a sus ciudadanos más pobres”, y señaló que “queremos difundir el conocimiento de sus mejores prácticas en América Latina, África, Asia e incluso en los Estados Unidos”, al considerar que “su éxito ha ayudado a millones de mexicanos y a muchos millones más de personas pobres en todo el mundo”.

El Banco Mundial ha colaborado con México desde hace muchos años en la política social, en la que el país se destaca en el mundo por ser un innovador y con la transformación del programa Oportunidades en Prospera, México vuelve a innovar y a ponerse a la vanguardia.

El consejo, el acompañamiento y el entusiasmo compartido del Banco Mundial, sin duda, han sido un gran activo para lograr el cambio y México está decidido a transformarse, y a emprender reformas profundas para cambiar su realidad.

Ante la adversidad, el Gobierno de la República responde con políticas públicas innovadoras para promover el crecimiento económico y la igualdad social, y en este esfuerzo contamos con el apoyo, la orientación y la solidaridad del Banco Mundial.