Opinión

Guerrero: respuesta inmediata

El Ejército, la Marina y la Policía Federal rescataron a 19 mil 693 personas en condiciones de riesgo

El tamaño de la tragedia suscitada el mes de septiembre en todo el territorio nacional y que se magnificó en Guerrero, obligaba al presidente Enrique Peña Nieto a responder a la altura de las circunstancias y poder enfrentar con éxito el mayor desafío de su incipiente gobierno.
A la par de una adecuada cobertura, atención y seguimiento -en donde la presencia de la secretaria Rosario Robles jugó un papel relevante- se impulsó un amplio trabajo de coordinación interinstitucional, ya que las instrucciones del presidente fueron claras y precisas: dar una respuesta inmediata.
Derivado de esto, las dependencias del gobierno de la República han realizado importantes acciones para atender las situaciones de emergencia en el estado de Guerrero, con el objetivo de reactivar la economía regional, restableciendo el acceso a vías de comunicación y conectividad, apoyando a proyectos productivos y con la recuperación del bienestar social a través de la coordinación de las políticas públicas.
El Ejército, la Marina y la Policía Federal rescataron a 19 mil 693 personas en condiciones de riesgo y más de 200 elementos del Ejército apoyaron, tras el deslave, a la comunidad La Pintada. Se entregó a la población afectada más de 830 mil despensas y se habilitaron 221 comedores comunitarios, así como atención a 21 mil familias indígenas. Se repararon escuelas que benefician a 120 mil 963 alumnos.
El Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobres) ha generado líneas de crédito hasta por mil 411 millones de pesos para 145 municipios afectados, de los cuales, 306 corresponden al programa emergente y mil 105 millones de pesos a Banobras-FAIS. Adicionalmente, Nacional Financiera (Nafin), a través de recursos fiscales, ha apoyado con 250 millones de pesos.Se restableció en un tiempo record la operación del aeropuerto de Acapulco, lo que permitió crear un puente aéreo capaz de movilizar a más de 28 mil personas. Se logró la recuperación de la conectividad de la autopista del Sol, logrando evacuar a más de 18 mil vehículos, así como en las 9 carreteras federales y elrestablecimiento de 2 mil 735 kms de vías de comunicación con 370 comunidades de la montaña.
Vale destacar la rápida intervención de CFE para la operación de las 9 subestaciones eléctricas afectadas, atendiendo a mil 114 comunidades permitiendo así la reinstalación del suministro de energía eléctrica al 99 por ciento de la población. En apoyo a la producción e infraestructura del campo, se han destinado 52.0 millones de pesos; asimismo, 16.5 para 11 mil 211 productores de café pertenecientes a 14 municipios y, en materia de recursos pecuarios, el estado ha recibido 11.1 millones de pesos, así como diversos apoyos de acuerdo al tipo de producción y el volumen; en total se ha apoyado con 79.6 millones.
Pasada la etapa de emergencia, y haciendo el balance de los daños, viene ahora la etapa de reconstrucción, lo cual significa una proeza de grandes proporciones. Si de por si la situación derivada de las condiciones de pobreza y marginación en que se encuentran los municipios guerrenses lo ubican como una de las entidades de más urgente atención, la furia de "Manuel" obliga a un replanteamiento de las estrategias de intervención. De ahí que esta semana, el gobierno de la República haya presentado el Plan Nuevo Guerrero, un gran acuerdo político nacional de amplio beneficio social para la entidad, diseñado para fomentar el crecimiento económico y el desarrollo social incluyente en un marco de transparencia y participación ciudadana.
Considera proyectos de alcance municipal, estatal y regional que detonarán inversiones hasta por 61 mil millones de pesos. Ello incluye los 30 mil millones de pesos que habrán de destinarse a través del Fondo de Desastres Naturales (Fonden). El Plan Nuevo Guerrero, promoverá el desarrollo estatal integral de mediano y largo plazos, a partir de tres grandes ejes: inversión en infraestructura, proyectos sociales para la productividad, y financiamiento y coordinación de políticas públicas.
En la suma de esfuerzos con las autoridades locales, se pretende tomar esta como un área de oportunidades y llevar a su máximo potencial a la entidad, incrementando su productividad y fortaleciendo su infraestructura básica y comunicaciones, y que en suma, todas las acciones deben converger hacia el mejoramiento de los niveles de vida de la población para ir disminuyendo pobreza y desigualdad entre los guerrerenses. Y bien lo dice el presidente Peña Nieto, señalando que Guerrero fue el estado más golpeado por los huracanes, pero que nunca se quedó solo y sus más de diez giras que ha realizado en esto meses, concretan una respuesta inmediata.