Opinión

Cumpliendo los ODM: Un reconocimiento a México

Hacía mediados de la década de los 90s la ONU ante los problemas más lacerantes que vivían las economías en desarrollo, estableció una serie de objetivos, con una temporalidad para su desarrollo, que permitieran su abatimiento. Estos fueron los llamados Objetivos del Milenio (ODM) y se estableció un periodo de 20 años para su consecución. El primer objetivo fue el de erradicar la pobreza extrema y el hambre; el segundo lograr la enseñanza primaria universal; el tercero promover la equidad de género y empoderar a la mujer; el cuarto erradicar la mortandad en niños menores a los cinco años; el quinto mejorar la salud materna; el sexto combatir el VIH/Sida y otras enfermedades; el séptimo garantizar la sostenibilidad del medio ambiente; y el octavo fomentar la alianza mundial para el desarrollo. México ha presentado 4 informes nacionales de avance de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y estos ocupan un lugar prioritario en la agenda de Gobierno de México y un importante compromiso asumido con la ONU.

En general podemos decir que en términos de avances y cumplimiento existen 51 indicadores de seguimiento obligatorio para México, 40 provenientes de la lista oficial de la ONU y 11 que fueron reformulados y adaptados para México. El estatus de los indicadores en el Informe “País a nivel nacional” podemos decir que: 38 indicadores ya se han cumplido (74.5%); cinco están avanzando favorablemente y se espera cumplirlos en 2015 (9.8%); cinco registran un progreso insuficiente (9.8%);  dos se encuentran en una situación de progreso estancado o deterioro (3.9%); y uno presenta datos insuficientes (2.0%). En general avanzamos muy bien en los primeros 6 objetivos y necesitamos trabajar en los últimos dos de los arriba mencionados. A partir de 2013, la FAO, viene premiando a los países que tienen éxito en la lucha contra el hambre y garantizar la seguridad alimentaria, como estímulo para alcanzar los compromisos establecidos en los Objetivos de Desarrollo del Milenio y de la Cumbre Mundial de Alimentación. El día de hoy 30 de noviembre me encuentro en Roma Italia  en representación del Gobierno de la República para recibir el reconocimiento que otorga la FAO a los países que han sido capaces de reducir significativamente la desnutrición entre su población.

En medio de este escenario nacional tan complicado que vivimos por distintos acontecimientos, es fundamental rescatar las acciones que el Gobierno de la República está llevando a cabo para buscar la equidad social. Este reconocimiento a nuestro Gobierno es un respaldo a que las políticas emprendidas por el Presidente Enrique Peña, como la Cruzada Nacional Contra el Hambre y la Política Social de Nueva Generación están dando resultados que son observados incluso a nivel internacional. Tenemos muchas áreas de oportunidad que debemos replantear para un logro total de los objetivos dispuestos por la ONU, pero hoy se reconoce el esfuerzo de todos los mexicanos y de las acciones de gobierno por el voto de confianza que la sociedad ha depositado en el mismo.